• Mar. Sep 27th, 2022
Etiquetas principales

Ahora está bien lo que hay, por Santi Nolla

Feb 8, 2022 , , , , , ,


El Barça ganó el partido ante el Alavés pero jugó mal y, sin embargo, goleó al Atlético con una primera parte formidable. ¿Qué ha pasado en 15 días? Que Xavi ha tenido tiempo y tranquilidad para trabajar, que los futbolistas han dispuesto de dos semanas de descanso y que las incorporaciones han elevado el tono competitivo y el equilibrio de la plantilla. Al final, el cambio puede resumirse en tres claves:

Horizontal

El entrenador del FC Barcelona Xavi Hernández da instrucciones a sus jugadores ante  Atlético de Madrid en el Camp Nou

Alejandro Garcia / EFE

1) La intensidad. Desde la primera parte contra la Real Sociedad en el primer partido de Liga en el Camp Nou, con Koeman en el banquillo, no se recordaba una intensidad del mismo nivel. El contexto de aquel encuentro era muy potente. No estaba Messi. Pero no era una cuestión temporal. Es que no volvería. Los primeros 45 minutos fueron una exhibición ante un gran equipo como la Real. Frente al Atlético se volvió a repetir. La presión se ejecutó con eficacia y piernas; los jugadores blaugrana hicieron más faltas que los del Atlético y la circulación del balón fue rápida y apenas a dos toques, sin grandes conducciones, en un equipo corto, sin muchos metros entre las líneas.

El Barça pasa de jugar mal ante el Alavés a hacerlo bien contra el Atlético por tres claves

2) Los fichajes. Las entradas de Alves, Adama Traoré, Ferran Torres y luego Aubameyang dieron otro tono a la plantilla. Por sus propias cualidades en el campo y por el efecto que provoca disponer de una plantilla equilibrada, en la que se puedan hacer cambios que realmente mejoren lo que hay en el campo o lo igualen. Ahora lo que hay está bien. Antes era más difícil competir al máximo. Al final ha existido una inversión de unos 70 millones si se cuentan los 55 del fichaje de Ferran Torres y el sueldo del resto que ha llegado sin traspaso. El dinero en el campo se nota. Adama tuvo 35 minutos explosivos, Ferran se movió con inteligencia en ataque, Alves puso oficio y Aubameyang, clase.

3) Los retoques. Xavi decidió proteger a Busquets, objeto de marca siempre para frenar la salida del balón blaugrana, al colocar a Alves en una especie de segundo pivote y llegando De Jong a recibir para liberarle también. Contra el Alavés, el equipo hizo ocho faltas; ante el Atlético, 15. De los 693 pases en Vitoria se pasó a los 542 en el Camp Nou. En los dos partidos se chutó las mismas veces a portería, en cuatro ocasiones, pero contra el Alavés solo se marcó un gol y ante el Atlético se enchufaron los cuatro que se dispararon entre los tres palos. La pegada del Barça fue espectacular.

El equipo debe estar contento por el excelente resultado y por un buen juego que va a necesitar continuidad. No siempre se va a poder disponer de 15 días de entrenamiento tranquilo y de descanso para la plantilla. Ese es el próximo reto de un club que empieza a recuperar su tono. Aún le falta el trono.





Source link