• Mié. Oct 5th, 2022
Etiquetas principales

así se corona un colectivo

Sep 18, 2022 , ,


Bien entrado el segundo cuarto, Juancho Hernangómez convertía la cita en un galimatías para los franceses.

Firmaba su sexto triple de la final (¡seis de siete intentos en apenas diez minutos en la pista!; redondearía su actuación con 27 puntos, con siete triples en nueve lanzamientos y cinco rebotes, convirtiéndose en el MVP de la final), colocaba a España 19 arriba (45-26) y parecía encarrilar, aun siendo muy temprano, el título del Eurobasket, el cuarto de los españoles en los últimos trece años (2009, 2011 y 2015).

¡Fiesta!


Pues hasta entonces, el colectivo francés no chutaba. 

No aparecía el poderoso Gobert, el rey del rebote en la NBA y también en este Eurobasket, y tampoco se aclaraban Fournier ni Yabusele, aquel magnífico Yabusele que había arrollado a Polonia en la semifinal (22 puntos en aquel día). Y en el banquillo, Vincent Collet, el padre de la criatura francesa, sudaba y se mesaba los cabellos, como preguntándose: “¿Qué demonios?”.

Cierto, ¿qué demonios era eso? 

¿De dónde salía esta España perfecta que sincronizaba cada movimiento, se sacrificaba en defensa, bloqueaba a los tiradores franceses y anotaba desde cualquier línea de tiro?

Realmente, ¿tanta diferencia había entre un conjunto y el otro?

El acierto de Juancho Hernangómez

En la miscelánea de herramientas españolas, anoche apareció Juancho Hernangómez: 7 triples

Bien, no la había.

Y los instantes posteriores iban a demostrarlo.

De súbito aparecían Fournier (siete puntos consecutivos), Heurtel y Yabusele, y los franceses registraban un parcial de 0-16 y la ventaja española se reducía a un 47-42.

Parecía llegar el fin del dinero fácil, y por eso era Scariolo quien ahora se llevaba los índices a las sienes y le pedía a sus hombres:

–¡Cabeza, cabeza!

¿Y entonces?

Entonces se reivindicaba el colectivo español, ese bloque pétreo que, subido a su carroza, ha recorrido el torneo, creciendo paso a paso hasta volverse invulnerable en cualquier instante comprometido de este Eurobasket, esta vez en la gran final y ante un adversario temible.


Lee también

Juan Bautista Martínez

Horizontal

Ahora emergían Willy Hernangómez (MVP del torneo, el líder del conjunto), y a su estela su delfín Lorenzo Brown y los inesperados Jaime Fernández (ocho puntos en un pispás) y Alberto Díaz, y el conjunto de Scariolo recuperaba el pulso (61-48 y, ya en el último cuarto, 80-68) y los franceses volvían a desconfigurarse, pues definitivamente no sabían qué hacer para desactivar aquel arsenal español.

Magia había hecho Scariolo, que ha ganado las cuatro finales europeas que ha disputado su selección española, y que lo ha hecho reciclándose una y otra vez, rehaciéndose incluso ahora, cuando apenas queda nada de aquella portentosa generación de los Gasol, Navarro, Calderón, Sergio Rodríguez, Ibaka o Mirotic, si acaso la presencia otoñal de Rudy Fernández, tan esporádico como oportuno a lo largo de este torneo.


Siete debutantes se había llevado Scariolo al Eurobasket, y en los prolegómenos una sombra parecía cernirse sobre el conjunto, calificado de gris por el entorno, pues –se presupone– los Hernangómez no son los Gasol y Lorenzo Brown apenas habla castellano y ha llegado de sopetón (nacionalización exprés) y tampoco asomaban escoltas ni aleros de relumbrón.

Todo aquello se decía o se pensaba de antemano. 

Pero se hablaba en vano. 

Pues, partido a partido, los españoles iban contradiciendo a los escépticos, aquellos que apuraban sus críticas hasta el último instante, pronosticando chaparrones incluso al cierre del segundo cuarto.


En el Eurobasket de los estelares Antetokounmpo, Jokic, Doncic, Gobert o Markkanen, la actuación coral de los españoles ha acaparado todos los focos hasta eternizarse.

Suyos son cuatro de las últimas seis ediciones, jueguen astros o jueguen jornaleros, como ahora.

Ficha técnica

España, 88 – Francia, 76

España: Brown (14), Jaime Fernández (13), López-Arostegui (0), Pradilla (0) y Willy Hernangómez (14); Alberto Díaz (8), Rudy Fernández (7), Brizuela (3), Garuba (2), Juancho Hernangómez (27), Parra (0), Saiz (0).

Francia: Albicy (1), Tarpey (4), Fournier (23), Yabusele (13) y Gobert (6); Heurtel (16), Fall (0), Okobo (9), Poirier (4), Luwawu-Cabarrot (0)





Source link