• Mié. Oct 5th, 2022
Etiquetas principales

Biden vuelve a advertir de que podrían defender a Taiwán en caso de ataque chino


La primera vez, hace casi un año, hubo quien dijo que podría ser un despiste, cosas de la edad. La segunda, el pasado mayo en Tokio, ya dejó ver que iba muy en serio. Por si alguien albergaba alguna duda, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, reiteró por tercera vez la disposición de su país a intervenir militarmente en caso de que Pekín intente tomar Taiwán por la fuerza. Unas declaraciones alejadas de la tradicional “ambigüedad estratégica” de Washington sobre este contencioso que a buen seguro enfurecerá a Pekín.

Durante una entrevista en el programa “60 minutos” emitido este domingo en el canal CBS, al mandatario se le preguntó si su país defendería a la isla. “Sí, si hay un ataque sin precedentes”, respondió. Cuando se le pidió que aclarara si, a diferencia de Ucrania, se refería a que fuerzas de su país (“hombres y mujeres estadounidenses”) protegerían Taiwán en caso de invasión china, Biden respondió sin ambages: “sí”.

EE.UU.

Biden respondió que «sí» a la pregunta de si fuerzas del país defenderían a Taiwán en caso de invasión china

Pekín considera a Taiwán, la isla donde en 1949 se refugiaron las tropas nacionalistas de Chiang Kai Shek tras su derrota frente a los comunistas de Mao Zedong, como una parte inalienable de su territorio. Su reunificación es una cuestión de Estado que ha ganado peso desde que el presidente Xi Jinping llegó al poder. Pekín asegura que prefiere lograrlo por la vía pacífica, pero nunca ha renunciado al uso de la fuerza para conseguirlo.

Bajo la política de ‘una sola China’, Washington reconoce al Gobierno de Pekín como el representante de China y no mantiene relaciones diplomáticas formales con Taipéi desde que las estableció con Pekín en 1979. Aún así, sí que cuenta con cálidos lazos informales con la isla -incluyendo una embajada de facto, el Instituto Americano- y le vende equipamiento militar.


Durante las últimas cuatro décadas, Washington ha esquivado clarificar si saldría en ayuda de Taipéi en caso de una invasión, una postura que se denomina “ambigüedad estratégica”. Con esa política busca disuadir a Pekín de intentar tomar Taiwán por la fuerza. Al mismo tiempo, trata de evitar que Taipéi se envalentone y declare formalmente su independencia, un gesto que arrancaría una respuesta violenta de China.

Sobre este asunto, Biden reiteró en la entrevista que Taiwán es la responsable de tomar sus propias resoluciones. “No nos estamos moviendo, no los alentamos a ser independientes, esa es su decisión”, agregó.


Lee también

Ismael Arana​Corresponsal Hong Kong

Horizontal

La primera vez que Biden se desvió del camino tradicional fue en octubre del año pasado durante una aparición en la CNN, donde aseguró que su país auxiliaría a Taipéi si es atacada. “Sí, tenemos el compromiso de hacerlo”, dijo entonces ante la mirada atónita de los analistas. El pasado mayo refrendó sus palabras durante una visita a Japón. “Si. Nos hemos comprometido a ello”, respondió en compañía del primer ministro nipón, Fumio Kishida, ante la pregunta de si su país intervendría militarmente ante una potencial invasión china de la isla.

En ambas ocasiones, la Casa Blanca clarificó que las palabras de Biden no representaban un giro en la postura oficial de Washington, algo que también ocurrió este domingo. “El presidente ha dicho esto antes, incluyendo antes en Tokio. También dejó claro que nuestra política sobre Taiwán no ha cambiado”, aseguró uno de sus funcionarios.

Horizontal

El presidente de EE.UU., Joe Biden, dice unas palabras tras firmar en el libro de condolencias en Lancaster House, Londres 

Susan Walsh / AP

La entrevista a Biden fue grabada la pasada semana, y el presidente se encuentra hoy en Londres para asistir al funeral de la reina Isabel II. Es muy probable que sus palabras provoquen la reacción airada de Pekín, ya muy enfadada por la visita que realizó a Taiwán este verano la presidenta de la Cámara de los Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, a la que desde entonces ha seguido una cascada de visitas de oficiales de menor nivel. Entonces, China reaccionó llevando a cabo su mayor despliegue de ejercicios militares en las inmediaciones de la isla.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores taiwanés expresó este lunes su “sincera gratitud” a Biden por “afirmar la sólida promesa de seguridad del Gobierno de EE.UU. para Taiwán”. Además, en su comunicado reiteró que “resistirá la expansión autoritaria y la agresión (de China)” y “profundizará la estrecha asociación de seguridad” con Washington y otros gobiernos “con un pensamiento similar” para proteger la estabilidad regional.





Source link