• Vie. Sep 30th, 2022
Etiquetas principales

CaixaBank amplía su alianza con Mutua Madrileña tras romper con Mapfre



CaixaBank y Mutua Madrileña pactaron ayer la ampliación de su alianza a los clientes de la antigua Bankia una vez que se rompió el acuerdo de Mapfre. Cuando CaixaBank absorbió a Bankia quedó pendiente de resolver la manera de rescindir el contrato que Mapfre tenía con Bankia para la venta de seguros, resuelto en diciembre.

Ahora Mutua y CaixaBank han acordado la extensión del pacto a las antiguas oficinas de Bankia donde operaba Mapfre. El acuerdo se articula a través de la sociedad compartida de ambas, denominada Segurcaixa Adeslas, donde CaixaBank tiene el 49,9% y Mutua el 50,1% restante. Segurcaixa pagará 650 millones a CaixaBank por utilizar la red de la antigua Bankia y los seis millones de clientes que vienen del banco absorbido.

CaixaBank distribuye seguros de vida a través de su filial 100% participada VidaCaixa y desde 2011 mantiene un acuerdo con Mutua en Segurcaixa Adeslas por el que distribuye en exclusiva los productos de salud, hogar, autos y el resto de ramos de no vida a través de la red de oficinas de CaixaBank. La ampliación de la alianza implicará un aumento de la cuota de un 50%. Cuando venzan las pólizas de los clientes de la antigua Bankia con Mapfre estos podrán optar –si así lo desean– por pasarse a Segurcaixa Adeslas. Además, la cartera de productos es más amplia.

Según acordaron a finales del pasado mes de diciembre, CaixaBank pagó a Mapfre 570,8 millones de euros de indemnización. Esa cantidad incluye la compra de su 51% en la sociedad Bankia Vida por 323,7 millones de euros, para después venderla a VidaCaixa. Y, por otra parte, la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri indemniza a Mapfre con 247,1 millones por la terminación del contrato de agencia para la distribución de los seguros de no vida. Sobre esta ruptura del acuerdo de exclusividad para la venta de seguros de no vida hay una discrepancia de valoración entre Mapfre y CaixaBank que un árbitro independiente dirimirá. El riesgo para CaixaBank es de 52 millones de euros.





Source link