• Mié. Sep 28th, 2022
Etiquetas principales

¿Cómo escoger a los mejores?, por Joan Golobart

Ene 1, 1970 , , , , , ,


Hace unos días mi hijo Román me recomendó que viera un documental sobre Clint Eastwood. Él sabe que soy un gran admirador del actor y director americano por muchos motivos. Y en la medida que fue avanzando el documental fue atrapándome por su sabiduría. Spielberg dice que es el director que admira porque es el único que conoce que acaba antes de las fechas establecidas y nunca se sale del presupuesto.

Eastwood habla con mucha modestia, indicando que la clave de su éxito es saber escoger muy bien a sus equipos de trabajadores y actores y por este motivo trata de generarles un entorno y exigencia adecuada.

El ojeador clásico nunca será tan eficiente como el mejor algoritmo

Ver ese documental es como hacer un máster de recursos humanos aplicable a cualquier empresa y, porque no, a un equipo de futbol. En el fondo no es más que escoger adecuadamente a los futbolistas y generarles un contexto donde saben que pueden realizarse. Manteniendo su autoestima elevada, lo que inevitablemente repercute tanto en su rendimiento como en sus relaciones con los demás.

Xavi Hernandez, coach of FC Barcelona, looks on during the Spanish league, La Liga Santander, football match played between Deportivo Alaves and FC Barcelona at Mendizorroza stadium on January 23, 2022 in Vitoria, Spain. AFP7 23/01/2022 ONLY FOR USE IN SPAIN

Xavi Hernandez, entrenador del FC Barcelona

AFP7 vía Europa Press / EP

¿Cómo escoger a los mejores futbolistas? Teóricamente es muy simple, profesionales de alto nivel. Para ello es fundamental utilizar todos los recursos informáticos que existen hoy en día. Bases de datos, grabaciones de vídeo en el que se generan estadísticas, actitudes durante una temporada. Qué reacción tiene ante los malos momentos del equipo. Rinde cuando los demás no, o más bien solo rinde cuando todo funciona. Muchas cosas que poner en su carpeta.

Pero cuando ya tenemos a varios jugadores para un mismo puesto, debemos ver cuál es su contexto ideal. Si es un delantero centro que hace desmarques muy buenos con grandes remates desplazándose hacia la derecha, ¿no sería interesante encontrar un asistente con facilidad para dar pases interiores hacia esa zona? A partir de ahí, si resulta que a cada jugador tenemos que relacionarlo con otros jugadores, el ojeador clásico se queda un poco pobre. Es cierto que los hay con un olfato increíble. Pero nunca serán tan eficientes como el mejor algoritmo que sepa moverse en una inmensa base de datos de delanteros, centrocampistas y defensas.

Lamentablemente muchos tenemos en mente jugadores por los que se ha pagado una barbaridad de dinero porque ejercen un rol y al llegar a un equipo se les ha exigido otro. Y claro han fracasado. La modernidad llega a todos lados y al final serán equipos de informáticos con sus algoritmos los que lleven a un club a triunfar. Porque piensen que la calidad más la autoestima elevada y la mejor compañía posible posibilitan la toma de decisión acertada a la máxima velocidad.





Source link