• Jue. Sep 29th, 2022
Etiquetas principales

Correos internos aseguran que Johnson autorizó la evacuación de perros y gatos de Afganistán


Unos mensajes de correo electrónicos del gobierno de Reino Unido hechos públicos el miércoles en el Parlamento sugieren que el primer ministro británico, Boris Johnson, autorizó la evacuación de animales de Kabul durante la retirada de las fuerzas occidentales de Afganistán el pasado agosto, una afirmación que el premier descartó previamente tildándola de «tontería». 

Johnson, cuyo cargo de primer ministro está bajo una inmensa presión por las fiestas celebradas en su oficina de Downing Street durante los confinamientos de la Covid-19, ha negado cualquier participación en la decisión de ayudar a evacuar a los gatos y perros de la organización benéfica de rescate de animales Nowzad dirigida por el exsoldado británico Paul Farthing.


Lee también

Rafael Ramos

Johnson insiste en que no dimitirá a la espera del informe sobre el ‘partygate’

Las mascotas fueron rescatadas en medio de la caótica operación el verano pasado de embarcar a ciudadanos británicos y colaboradores afganos en vuelos del Ministerio de Defensa británico para volar hacia el Reino Unidos tras la caída de Afganistán en manos de los talibanes. Desde el 14 al 29 de agosto, la Fuerza Aérea (RAF) sacó alrededor de 15.000 personas, incluidos 5.000 británicos y 8.000 afganos, el resto estaba compuesto por ciudadanos de terceros países. Pero se cree que al menos un millar de colaboradores afganos quedaron atrás. Johnson cifró en más de 300 los traductores que trabajaron por los británicos y que no habían podido huir. 

En un correo electrónico interno del gobierno publicado por el Comité de Asuntos Exteriores del Parlamento, un funcionario de la oficina de Asuntos Exteriores, cuyo nombre se desconoce, pero que trabajaba para Zac Goldsmith, un ministro cercano a Johnson, escribió: «Nowzad, dirigido por un ex marine real, ha recibido mucha publicidad y el primer ministro acaba de autorizar a su personal y sus animales a ser evacuados…»

Nowzad ha recibido mucha publicidad y el primer ministro acaba de autorizar a su personal y sus animales a ser evacuados…



Correo de la oficina de Asuntos Exteriores

En otro correo electrónico sobre la solicitud de ayuda de otra organización benéfica, un funcionario escribió: «A la luz de la decisión del primer ministro hoy temprano de evacuar al personal de la organización benéfica de animales Nowzad, (nombre tachado) está pidiendo su aprobación para la entrada de (detalles tachados ) personal, todos ciudadanos afganos».

Johnson ha rechazado previamente estar involucrado en la evacuación de los animales de Farthing. «No, eso es una completa tontería», dijo en diciembre, cuando se le preguntó si había intervenido en el caso.


Lee también

Redacción

Horizontal

El portavoz de Johnson dijo el miércoles que no había visto los correos electrónicos, pero repitió que el primer ministro no había tenido nada que ver. «Sé que el secretario de Defensa ayer (por el martes) dejó en claro que en ningún momento… el primer ministro le pidió que dejara paso a las mascotas, que nadie se saltó la cola y obviamente hemos dejado en claro anteriormente que el primer ministro no dio instrucciones oficiales a tomar ninguna acción en particular», afirmó.

La difícil situación de Farthing y sus animales atrajo mucha atención de los medios en Reino Unido y provocó una amarga disputa con el ministro de Defensa, Ben Wallace, quien dijo que no podía permitir que nadie se saltara la cola y que no daría prioridad a las mascotas sobre las personas. Wallace acabó autorizando la salida del exmarine y su personal pero negó el transporte aéreo de los animales, aunque dejó la puerta abierta a buscarles un sitio en un avión si al final se presentaba en el aeropuerto de Kabul con ellos, aunque en ningún momento se refería a emplear recursos de la RAF para tal fin. 

Farthing evacuó 94 perros y 74 gatos de su refugio

Farthing, efectivamente, acudió al aeropuerto con 94 perros y 74 gatos de su refugio, pero los embarcó en un avión pagado por él mismo con donaciones y, según dice el exmarine, fueron los soldados americanos y no los británicos quienes le ayudaron a cargar a los animales.

El ministro Wallace ha negado siempre que el primer minsitro contactara con él para abordar el caso. Repitió ayer a la BBC que la evacuación fue dirigida bajo su autoridad. «Como demostraron las acciones, Pen Farthing se fue el último y su personal tuvo que irse después de que concluyera la evacuación por otros medios” (huyeron a Pakistán). Y consideró que la sugerencia de que la oficina de Lord Goldsmith había tenido alguna autoridad en el desarrollo de la evacuación era «ridícula».

Queda entonces sin resolver por qué un empleado de Goldsmith cree que el 25 de agosto Boris Johnson «autorizó» la evacuación de los animales y personal de Nowzad. 

John Healey, que habla en nombre del opositor Partido Laborista sobre cuestiones de defensa, aprovechó las revelaciones del miércoles para poner el dedo en la llaga: “Una vez más, se descubrió al primer ministro mintiendo sobre lo que ha estado haciendo y decidiendo”. “Él nunca debería haber dado prioridad a sacar animales de Afganistán mientras los afganos que trabajaban para nuestras fuerzas armadas se quedaron atrás”, agregó Healey en Twitter.





Source link