• Mié. Oct 5th, 2022
Etiquetas principales

Dan*na, la ‘start-up’ que imita la naturaleza

Feb 5, 2022 , , ,



Los orígenes de Dan*na se remontan a cuando su fundador, Xavier Marin, era solo un niño. Procedente de una familia de mecánicos, Marin explica que era un joven con mucha imaginación y creatividad y a quien le encantaba la robótica. De mayor acabó dedicándose a la informática, pero nunca perdió las ganas de intentar hacer algo diferente por su cuenta. Encontró ese algo cuando descubrió el mundo de los biomateriales.

“Arranqué Dan*na en el 2017, sin ningún conocimiento en química y gracias al capital conseguido con dos empresas de informática que había creado. Me di seis meses de prueba, pero el éxito inicial fue enorme”, recuerda el emprendedor. Dan*na, nombre surgido de desarrollo artificial de naturaleza y Anna (el nombre de la hija de Marin), es una empresa de bioingeniería dedicada al desarrollo de biomateriales y bioplásticos avanzados para el sector tecnológico.

Con un equipo de doce personas, la mitad de las cuales cuentan con un doctorado, Dan*na solicitó su primera patente el año pasado. Se trata de un biomaterial 100% biocompatible, que puede ser utilizado en microelectrónica, biomedicina regenerativa y agricultura. Con el objetivo de escalar la tecnología, están buscando un socio industrial que aporte dos millones de euros a la empresa. El dinero se sumará al casi millón y medio de euros conseguido hasta la fecha para la realización de proyectos públicos.

Expansión

La empresa tiene presencia en Barcelona, Madrid y Estocolmo

Paralelamente, Dan*na está validando sus biomateriales para la regeneración in vivo del cartílago y tendón con el hospital Vall d’Hebron. La start-up también ha entrado en el programa de aceleración de empresas BCN Health Booster, una iniciativa impulsada por el Parc Científic de la Universitat de Barcelona y el Ayuntamiento de Barcelona, con el apoyo de Barcelona Activa y la colaboración de Biocat. El centro de desarrollo tecnológico de I+D+i se encuentra en el mismo Parc Científic.

Dan*na obtiene su materia prima de derivados orgánicos, como el ácido láctico, que transforma en un material de alto valor añadido mediante la combinación de tecnología molecular, procesos de quí­mica verde e inteligencia artificial. Marin destaca la apuesta por la eficiencia energética y la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero de la empresa que, en el 2021, le valió ser clasificada entre las cinco primeras start-ups del mundo en el desarrollo de bioplásticos sostenibles.

Con presencia comercial en Barcelona, Madrid y desde este año en Estocolmo (Suecia), el fundador ambiciona convertir su empresa en un referente mundial.





Source link