• Mié. Oct 5th, 2022
Etiquetas principales

EE.UU. lanza un alarmante aviso de rápido y cruento ataque a Ucrania


Las alertas saltaron a la vez en todos los grandes medios estadounidenses: Rusia puede invadir Ucrania en breve y descabezar el Gobierno de Kíev “en dos días”. El ataque causaría unas 50.000 bajas, entre muertos y heridos, y alrededor de cinco millones de refugiados. Así lo advirtieron fuentes oficiales de Washington mediante una filtración a gran escala, la noche del viernes, inmediatamente transmitida por los diarios y agencias del país.

La precisión de los datos aportados por los “altos funcionarios” confirmaba la clara intención de Washington de pasar a Moscú un mensaje ya muy repetido en las últimas semanas: sabemos lo que estáis haciendo y preparando. Y, aunque no podamos asegurar si Putin dará finalmente la orden ni qué alcance tendrá esta en su caso, conocemos al dedillo todos sus planes y sus tretas.

“No crean los vaticinios de fin del mundo; somos fuertes”, replica el ministro de Exteriores ucraniano

Así que los informes en cuestión pueden tomarse como parte de una audaz estrategia de inteligencia en la que EE.UU., con ayuda de los medios, desvela e intenta estropear los preparativos y maquinaciones que Rusia viene orquestando en torno a Ucrania bajo la batuta de su presidente y exagente del KGB Vladímir Putin. Tal estrategia había quedado patente cuando, días atrás, Washington alertó de un complot elaborado por Kremlin para fabricar, grabar en vídeo y luego difundir un falso ataque de Ucrania a Rusia, o a ucranianos prorrusos, que Moscú pretendería utilizar como pretexto para emprender acciones militares contra su vecino.

Los reportes del viernes son especialmente sombríos. Por las elevadas estimaciones de víctimas y refugiados, y por la doble advertencia de que Rusia dispone ya del “70% de los recursos necesarios” para una invasión en toda regla –incluidos sus casi 130.000 soldados en las fronteras con de Ucrania– y de que “la ventana para una resolución diplomática de la crisis parece estar cerrándose”, tradujo The Washington Post .


Lee también

Fernando García

Horizontal

Los mensajeros del Gobierno y el Pentágono no dejaron de matizar que una salida dialogada aún es posible, pero mostraron un vaso medio vacío. Y el Ejecutivo de Kiev respondió ayer mostrándolo medio lleno: “Las posibilidades de hallar una solución diplomática siguen siendo mucho mayores que la amenaza de nueva escalada”, dijo un portavoz presidencial ucraniano. “No crean en los vaticinios del fin del mundo. Ucrania tiene un ejército fuerte, un apoyo internacional sin precedentes”, tuiteó el ministro de Exteriores, Dimitró Kouleba.

No era la primera vez que Ucrania se quejaba de la tendencia de EE.UU. a la visión “apocalíptica” de la crisis. Una anterior protesta de Kíev en tal sentido llevó a la Casa Blanca a dejar de decir que la invasión era inminente y segura.

El diablo está siempre en los detalles. Y en situaciones así, más.





Source link