• Lun. Sep 26th, 2022
Etiquetas principales

El Botànic salva la unidad en las enmiendas de la tasa turística y apenas introduce cambios


El proceso de presentación de enmiendas a la polémica tasa turística -que tiene a toda la oposición en contra y a una parte del PSPV también- no ha sido tan tortuoso como se podía prever. Pese a las presiones del sector hotelero que ayer mismo hizo un último intento de convencer al grupo parlamentario del PSPV, los tres partidos que conforman el Gobierno valenciano han presentado las enmiendas de manera conjunta y sin tocar el contenido esencial del impuesto.


Lee también

Hèctor Sanjuán

Horizontal

Así, el llamado impuesto valenciano sobre las estancias turísticas seguirá siendo voluntario, municipal y no se podrá aplicar hasta un año después de la entrada en vigor de la norma. Una moratoria en la que insistieron los socialistas para facilitar su tramitación en el Parlamento valenciano.

Fuentes de los distintos grupos que apoyan al Botànic confirmaron a La Vanguardia que los cambios atañen a cuestiones técnicas poco significativas. Una de ellas, por ejemplo, cambia la calificación de los establecimientos donde se podrá cobrar la tasa para adaptarla a la nomenclatura que se utiliza la ley de turismo.

Las enmiendas atañen a cuestiones técnicas poco significativas que no alteran el contenido del impuesto propuesto

En este punto, es donde se introduce uno de los cambios. Si en la primera redacción se hablaba de embarcaciones y yates turísticos, en una de las enmiendas el concepto de yate desaparece. Y es que como explican los negociadores, tras consultar con Turismo, se advirtió de que estos barcos no están considerados alojamientosy, por lo tanto, no se les podía cobrar. 

Eso sí, se indica que «constituirá igualmente hecho imponible del impuesto, el fondeo o amarre de embarcaciones de crucero turístico cuando realizan escala en un puerto de la Comunidad Valenciana». Como ya sucedía en la propuesta presentada por los grupos se mantiene que no se cobrará a «las embarcaciones de crucero turístico que tuvieran salida o destino final en la Comunidad Valenciana».

Embarcaciones

A los yates no, pero sí se cobrará a los cruceros. salvo que salgan o lleguen de a la Comunidad Valencia

Otro de los cambios, explican desde los grupos, es que ahora se introduce como un nuevo artículo la fórmula del recargo que tienen los ayuntamientos para cobrar este impuesto. Antes quedaba en una disposición adicional primera.

Críticas de Hosbec

Así las cosas, antes de conocerse el contenido de las enmiendas, desde la Asociación empresarial hotelera y turística de la Comunidad Valenciana (Hosbec) auguraban que se producirá «dumping fiscal» entre ayuntamientos a causa de la tasa turística que tramitan los grupos políticos.

La patronal hotelera hacía un último llamamiento a los responsables del Grupo Parlamentario Socialista para «actualizar los datos de evolución de la actividad turística y cómo la creación de un nuevo impuesto es de nuevo una idea inoportuna, innecesaria y en la coyuntura económica actual totalmente improcedente».

El parlamento valenciano va a abrir ese melón a nivel turístico y posibilitar el mismo dumping fiscal entre ayuntamientos y municipios para que unos si y otros no implanten un nuevo impuesto turístico



Hosbec

«El debate de actualidad sobre la fiscalidad y los impuestos nos sirve de nuevo la justificación para pedir en este trámite de enmiendas la retirada de la Proposición de Ley: mientras que a nivel nacional es está debatiendo sobre el ‘dumping fiscal’ o la competencia vía impuestos entre las comunidades, el parlamento valenciano va a abrir ese melón a nivel turístico y posibilitar el mismo dumping fiscal entre ayuntamientos y municipios para que unos si y otros no implanten un nuevo impuesto turístico», añadían en un comunicado.





Source link