• Dom. Oct 2nd, 2022
Etiquetas principales

El debate y la votación de la reforma laboral, en directo



✔️ 176 votos a favor: PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos, PDeCat, UPN, Más País, Compromís, Coalición Canaria, Nueva Canarias, Teruel Existe y PRC

❌ 173 votos en contra: PP, Vox, ERC, el PNV, Junts, EH Bildu, la CUP, el BNG, Foro Asturias y un exdiputado de Ciudadanos, ahora en el Grupo Mixto

Además, a cambio de apoyar la propuesta en el Congreso de los Diputados, los socialistas navarros también darán luz verde a los presupuestos municipales asegurando que “todos los trabajadores de este país van a ver mejoradas sus condiciones laborales”

Según Geis, el proyecto de ley “es un auténtico despropósito” por la desconsideración que se hace del sector de la investigación, algo que ha provocado que “la comunidad científica de Cataluña esté muy preocupada”

Para Urkullu la medida “puede estar en la buena dirección”, pero “hoy no puede ser” bien vista por el PNV al no respetar la voluntad de la formación vasca, aunque la reforma podría cambiar “en el próximo futuro”

Desde la formación naranja han defendido que aprueban aquellos cambios que sean buenos para España, pero han descartado que se trate de una nueva estrategia del partido liderado por Inés Arrimadas

Este sector del partido considera que la medida que proponen PSOE y Unidas Podemos es un “blanqueo de la reforma laboral del PP” y tiene el apoyo de la patronal, además de “la fundación FAES, la Conferencia Episcopal y Ciudadanos”

“Me parece triste, porque estamos ante una votación determinante para mejorar la calidad de vida y trabajo de millones de personas. Eso debería ser lo que moviera la actitud de los partidos”, ha criticado Sordo antes de la votación en el Congreso de los Diputados

Pese a esta situación, fuentes del partido se muestran seguras de que finalmente se conseguirá recuperar la confianza de ERC y PNV para poder seguir adelante con la legislatura en mayoría

Tal y como ha considerado Lastra sobre el posible enfriamiento de relaciones con socios como ERC y el PNV “las dificultades siempre se superan y en este caso también va a ser así”

A diferencia de otros sindicatos como la CGT, desde UGT y CCOO defienden que la reforma laboral no es “de mínimos” y ha denunciado que los partidos que voten en contra “estarán apoyando la reforma del PP”

Según denuncian desde el sindicato, esta nueva reforma laboral no deroga la que se aprobó en 2012 y solo sirve para “maquillar” algunos puntos de la anterior, por lo que denuncian que el PSOE y Unidas Podemos han “traicionado una vez más, junto a los mal llamados agentes sociales, a la clase trabajadora”

En cambio, Ciudadanos ha regresado al entendimiento con el PSOE para tirar adelante el nuevo decreto ley, toda una declaración de intenciones políticas para ambos partidos.

Reforma laboral: ¿Sánchez gira al centro? El Gobierno se apoya en Ciudadanos para aprobar la norma más importante de la legislatura, pero seguirá necesitando a PNV y ERC

Tal y como hemos venido recordando, todo apunta a que la reforma laboral será una realidad en las próximas horas después de que todos los partidos se hayan posicionado claramente en la previa de la elección definitiva

✔️ 176 votos a favor: PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos, PDeCat, UPN, Más País, Compromís, Coalición Canaria, Nueva Canarias, Teruel Existe y PRC.

❌ 173 votos en contra: PP, Vox, ERC, el PNV, Junts, EH Bildu, la CUP, el BNG, Foro Asturias y un exdiputado de Ciudadanos, ahora en el Grupo Mixto.

Tras ello, y una vez confirmada la postura de todos los grupos parlamentarios, todo apunta a que el Gobierno sacará adelante la norma con 176 votos a favor y 173 en contra.

La votación está prevista sobre las 17:00 horas.

«Sólo las políticas de izquierdas consiguen avances y derechos para la clase trabajadora», ha subrayado, criticando que no considera «razonable ni innovador» que el Gobierno «dé más valor a formas que evocan a los Pactos de la Moncloa y el Régimen del 78», ha añadido.

Oskar Matute ha sido el encargado de exponer la postura de la formación. El diputado ha advertido de que, si no es ahora, cuándo se darán las circunstancias para que el Gobierno derogue aspectos lesivos como la falta de autoridad administrativa de los despidos colectivos, los salarios de tramitación o las facilidades de despido, cuando a la patronal se le ha facilitado capacidad de veto.

Esteban también ha calificado de «un chantaje» al sistema democrático la amenaza de la patronal de abandonar el acuerdo por la norma si se tocaba una coma en su paso por el Congreso, una postura que posteriormente ha hecho propia la parte socialista del Gobierno.

«Nos gustan los consensos y valoramos lo que se ha hecho en diálogo social, pero los consensos no se imponen y menos en el Parlamento», ha dicho Esteban durante su intervención en la Cámara Baja.

Ha enumerado muchas de las materias que regula la norma, como el impulso a la contratación indefinida, los fijos discontínuos o la recuperación de la ultraactividad, si bien ha considerado que el Gobierno no ha escuchado su petición «irrenunciable» de que el convenio autonómico tenga prevalencia sobre el estatal.

El portavoz del grupo nacionalista vasco, Aitor Esteban, ha valorado los consensos como el conseguido en el ámbito del diálogo social en torno a la reforma laboral, pero ha afeado al Gobierno que haya tratado de imponerlo en el Congreso.

A juicio del grupo republicano, que se mantiene firme en su ‘no’ a la norma, no consiste en una derogación si no en un ligero cambio de la que aprobó el Ejecutivo del PP en 2012. También ha criticado que se haya aprobado vía real decreto ley y no como proyecto de ley.

Rufián también ha afeado no haber hecho un proceso de negociación, sino solo «de presión». «ERC no funciona bajo amenaza», ha advertido.

Un acuerdo muy ajustado, de 176 síes, por encima de los 173 noes. Una diferencia mínima de tres diputados que cualquier cambio de criterio de última hora puede enviar al traste los planes del Ejecutivo.

ERC, PNV y EH Bildu, socios habituales del Gobierno y claves en la investidura y la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, han reafirmado hoy su posición contraria a la convalidación de este real decreto ley, de ahí que se considere que se ha roto el bloque de investidura.

El mercado laboral necesita «medidas que vayan en el ámbito de la productividad y la competitividad», ha añadido Gamarra, algo que no ve en un real decreto que incrementa la burocracia.

«Es el marco laboral más avanzado y moderno que ha tenido nunca España» y que es el que ha permitido recuperar el empleo tras la pandemia gracias a figuras como los expedientes de regulación temporal de empleo. «Si funciona, ¿por qué la deroga? ¿Por qué no reformarla con ambición?», ha preguntado.

Asimismo, Gamarra ha confirmado el rechazo de su formación a la convalidación del real decreto porque, a su juicio, es «objetivamente malo», ya que «corre justo en sentido contrario a las nuevas realidades del mercado de trabajo».

No obstante, cabe recordar que la nueva norma ya entró en vigor a finales de 2021 vía real decreto ley.

Gamarra ha acusado de haber «traicionado a los suyos» porque llegó al Gobierno «como la líder de los piquetes y para todos ellos ahora está al frente de la troika». Para los populares, esta «traición» explica que en su intervención para la defensa de esta norma.

Entendimiento entre todos los agentes sociales, desde los sindicatos mayoritarios UGT y CC.OO. a las organizaciones empresarias CEOE y Cepyme, Antonio Garamendi y Gerardo Cuerva.

Los representantes de cada uno de estos organismos han estado presentes en el Congreso de los Diputados. Han presenciado el debate desde la tribuna de invitados.

Asimismo, Díaz ha celebrado que esta reforma laboral haya sido posible y ha puesto de relieve que es «el resultado claro del acuerdo, del consenso y de la generosidad, de la ética de la responsabilidad, de muchos meses y mesas de negociación».

«Lo que hoy se vota aquí es decir sí o no al modelo fracasado del PP. Sí o no a un trabajo decente», ha incidido Díaz, que ha añadido que a ella le «han enseñado que si una norma contiene avances hay que votar a favor».

Asimismo, también ha agradecido la postura del PNV que, pese a su posición contraria a la reforma, «ha discutido de contenidos y ha sido serio en el debate», a diferencia de los que se han enrocado en el ‘no’.

La mandataria ha celebrado que esta reforma se haya conseguido con el acuerdo de todos los agentes sociales pero también ha lamentado que haya sustanciado en debates «de rivalidades partidistas».

Díaz ha criticado con dureza a los que con su rechazo quieren obligar a volver al «juego funesto de la precariedad». «Darle la espalda a esta reforma, rechazarla, dejarla caer, es devolvernos a la casilla de salida en el juego funesto de la precariedad», ha dicho.

✔️ 176 votos a favor: PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos, PDeCat, UPN, Más País, Compromís, Coalición Canaria, Nueva Canarias, Teruel Existe y PRC.

❌ 173 votos en contra: PP, Vox, ERC, el PNV, Junts, EH Bildu, la CUP, el BNG, Foro Asturias y un exdiputado de Ciudadanos, ahora en el Grupo Mixto.

Se espera que la votación del Real decreto ley de la reforma laboral se vote sobre las 17:00 horas. No ha habido sorpresas en cuanto a la posición de los grupos parlamentarios, por lo que todo apunta a que saldrá hacia adelante.

El último en hacerlo ha sido Vox, que ha justificado su ‘no’ a la misma a que se ha olvidado de las pymes, entre otros muchos argumentos.

Ahora el pleno prosigue con el debate de otras cuestiones, tras lo cual se procederá a las votaciones.

Según Sicilia, el PP opta por hacer «de la negación de su estrategia política», mientras que Vox porque están en las antípodas «tanto en sus discursos como en sus medidas».

El dirigente socialista ha considerado que hay otras fuerzas políticas con las que es «imposible hablar» y ha asegurado estar convencido de que las fuerzas de izquierdas seguirán siendo socios prioritarios.

«Es la reforma laboral que hubiera negociado, firmado y aprobado Albert Rivera si hubiera sido vicepresidente del Gobierno», añade.

El portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, critica que esta reforma se haya llevado a cabo mediante un real decreto ley. «El Congreso no es un notario que sella», dice.

También expone los puntos de esta reforma que no gustan a los republicanos. «La pregunta no es por qué no aceptamos nosotros la reforma laboral, sino por qué ellos sí», dice.

El PDeCAT ha confirmado que votará a favor de la reforma laboral. Junts, en cambio, votará en contra porque, según ha dicho, el diálogo social excluyó a los trabajadores y empresarios catalanes.

También ha valorado positivamente que partidos como ERC o EH Bildu no hayan podido «meter las zarpas» en la reforma y que por eso votarán en contra de la misma.

Para Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos en la Cámara Baja, celebra que esta norma cuente con el consenso de los sindicatos y las organizaciones empresariales y considera que es «la norma menos
sanchista que se puede aprobar en esta legislatura».

De este modo, se romperá la mayoría de la investidura y de los Presupuestos Generales del Estado. No será el único partido que lo haga, ya que ERC, también socio preferente del Ejecutivo, no apoyará la medida.

«Estábamos viendo con encegados con conseguir un acuerdo con los agentes sociales, no se estaba prestando atención al parlamento, no estaban asegurando una mayoría», ha considerado.

El PNV se ha sumado a primera hora de la mañana a este grupo después de que las negociaciones mantenidas hasta esta misma mañana no hayan fructificado.

Por ahora no hay sorpresas en la postura de todos ellos. En caso de confirmarse todos y cada uno de ellos, el Gobierno sacará adelante este cambio.

Los distintos representantes de las formaciones políticas suben al atril para exponer su postura a la convalidación del Real decreto ley de la reforma laboral.

A su juicio, este aspecto es conocido por «todas las formaciones políticas que votan ‘no’, algunas desde la comodidad» de saber que saldrá adelante.

Bel ha considerado en declaraciones a Ràdio4 y La2 que no apoyar esta convalidación generaría una «inestabilidad absoluta» en el mercado de trabajo. También ha sostenido que «en cualquier otro país serio, cuando sindicatos y patronales llegan a un acuerdo» las formaciones políticas lo convalidan.

No obstante, y según han dicho los dos representantes políticos en los pasillos de la Cámara Baja, los dos votarán a favor.

El partido llegó a un acuerdo con el Ejecutivo de Pedro Sánchez para apoyar la medida, pero los diputados de esta formación Sergio Sayas y Carlos García Adanero se han desmarcado y no tenían claro seguir la disciplina de partido.

Finalmente Sayas y García Adanero acatarán votar a favor de la reforma laboral pese a no estar de acuerdo.

La portavoz del PP, Cuca Gamarra, ha criticado la política del Gobierno de legislar a golpe de decreto ley, a lo que se «revelan». También ha criticado que el Ejecutivo haya colado en esta votación la aprobación del uso de la mascarilla en el exterior.

La dirigente popular ha criticado veladamente que esta reforma laboral haya entrado en vigor mediante un decreto ley y no mediante un proyecto de ley. Critica que se corte las alas a la oposición su capacidad de legislar.

«Tengo la sensación de que, en un debate político que dura ya semanas, no hemos abordado con rigor y con seriedad lo que esta reforma laboral supone», ha dicho Díaz, al mismo tiempo que ha asegurando que esta reforma «recupera en cada uno de sus preceptos derechos para los trabajadores».

La ministra ha lamentado las «rivalidades políticas» y los «debates superficiales» que han girado en torno al debate de la reforma laboral, la que a su juicio es la «norma más importante de la legislatura». «Si una norma contiene avances, hay que votar a favor», ha defendido Díaz.

Antes la diputada socialista y portavoz de Trabajo Esther Peña ha defendido la norma desde el atril del Consejo de los Diputados.

En sentido contrario se han manifestado PP, Vox, EH Bildu, BNG, CUP, Foro Asturias y el exdiputado de Ciudadanos Pablo Cambronero, ahora en el Grupo Mixto.

El Ejecutivo de coalición había conseguido una ajustada mayoría de 176 síes, por encima de los 173 noes. Entre los votos favorables no estaban los tradicionales socios de Sánchez: ERC y PNV. No obstante, la duda de última hora de UPN pone en riesgo la aprobación.

Carlos García Adanero ha considerado que el apoyo al decreto ley de la reforma laboral es «un error tremendo» no solo por el texto sino también por situar a esta formación política como salvavidas del Gobierno de Pedro Sánchez.

«UPN no debe apoyare a Sánchez, que es presidente con los votos de Bildu», ha dicho en declaraciones a la cadena Cope.

A la pregunta de si se planteaba romper la disciplina de partido, Sayas se ha reiterado en su posición anterior: «El partido ha dado una directriz y yo no la comparto».

«Me cuesta mucho defender ante mis votantes una posición que no comparto», ha comentado Sayas a su llegada a la Cámara Baja, apenas unas horas antes de que se produzca la votación por la convalidación o la derogación de la misma.

El apoyo de UPN fue anunciado a última hora del miércoles por el presidente del partido, Javier Esparza, que es quien ha liderado las negociaciones con el Gobierno. sin embargo, Sayas ha reconocido a primera hora de este jueves que no la comparte. Por lo tanto, no está asegurado el voto favorable de esta formación.

Los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez respectivamente, presenciarán el citado debate en la tribuna para el público del hemiciclo del Congreso de los Diputados. Estos dos sindicatos han sido protagonistas de la negociación con el Gobierno junto a las organizaciones empresariales CEOE y Cepyme.

Esta reforma vuelve a dar prioridad al convenio sectorial en materia salarial, elimina el contrato de obra y servicio, limita el contrato temporal a circunstancias de la producción y a sustitución de la persona trabajadora, penaliza los contratos inferiores a un mes y convierte en permanentes las ayudas a los expedientes de regulación temporal de empleo.

Además de estas dos formaciones, también votarán en contra de la nueva norma PP y Vox, así como EH Bildu, BNG, la Cup, Foro Asturias y el exdiputado de Cs Pablo Cambronero, ahora en el Grupo Mixto. En total suman 173 diputados, tres menos que el bloque del ‘sí’.

El PNV, uno de los socios del Gobierno de Pedro Sánchez, ha comunicado a primera hora de este jueves su voto contrario. El partido ha asegurado que han estado negociando hasta esta misma mañana pero finalmente no han llegado a un acuerdo con el Ejecutivo.

El Congreso de los Diputados convalidará este jueves la reforma laboral pactada por el Ejecutivo y los agentes sociales con el apoyo de los 176 diputados de los grupos parlamentarios de Ciudadanos, PDeCat, UPN, Más País, Compromís, Coalición Canaria, Nueva Canarias, Teruel Existe y PRC, que suman junto al PSOE y Unidas Podemos.

Esta mayoría no es la misma de la investidura, ya que el Gobierno de coalición no cuenta con el voto a favor de ERC y PNV.





Source link