• Mié. Oct 5th, 2022
Etiquetas principales

El disputado voto castellano, por Jordi Juan

Ene 1, 1970 , , , , ,


Un Miguel Delibes crepuscular se adelantó en 1979 a la problemática de la España vaciada con su libro El disputado voto del señor Cayo , en la que un grupo de militantes intenta ganar adeptos para su causa en un pueblecito semiabandonado del norte de Castilla. Recuperamos aquel título para explicar la disputada campaña que desde anoche se va a desencadenar en la comunidad de Castilla y León en una clave absolutamente española. Los ciudadanos de las nueve provincias van a votar por primera vez en solitario por la decisión del presidente regional, Alfonso Fernández Mañueco, de iniciar en esta comunidad el largo camino del PP para recuperar la Moncloa. El plan popular pasaría después por ganar las elecciones en Andalucía, que también se adelantarían, y después las municipales y autonómicas de mayo del próximo año.

Horizontal

El presidente nacional del PP, Pablo Casa (i), junto al presidente de la Junta y candidato a la reelección, Alfonso Fernández Mañueco (d), ayer en La Bañeza (León)

J. CASARES / EFE

Si hacemos caso a todas las encuestas, menos a la del CIS, la estrategia de Pablo Casado puede surtir efecto porque el PP se impone siempre. De hecho, ya se ha vendido la piel del oso antes de cazarlo y parece ya absolutamente descontada la victoria popular en el imaginario colectivo. Pero hay muchas incertezas que hacen que estas elecciones tengan un interés especial, como el crecimiento que se espera de Vox, la resistencia de Ciudadanos o la aparición de partidos de la llamada España vaciada. Son demasiados factores que pueden influir en bajar los porcentajes de los dos grandes partidos, PSOE y PP, y alterar con ello el resultado definitivo.

Los votos que Vox puede restar al PP es una de las grandes incógnitas de la campaña. Vox empieza fuerte y su líder, Santiago Abascal, ha hecho coincidir el primer fin de semana de la campaña con una cumbre de dirigentes ultranacionalistas europeos como la francesa Marine Le Pen o el primer ministro húngaro Viktor Orbán. Según sea su resultado, Vox puede facilitar una victoria socialista u obligar al PP a pactar con ellos en el futuro gobierno. Con su adelanto electoral, Mañueco podría ganar con mayoría absoluta, pero también se arriesga a perder o a tener que gobernar con Vox. En este caso habría cambiado a Cs por el partido de Abascal. No parece muy buen negocio. Lo que es seguro es que va a ser una campaña muy disputada.





Source link