• Vie. Sep 30th, 2022
Etiquetas principales

El dolido amigo americano

Ene 1, 1970 , ,




<![CDATA[

Seguramente, fue Churchill el primero en darse cuenta de lo difícil que es cortejar a un presidente de Estados Unidos. En agosto de 1941, el primer ministro británico y el presidente Franklin D. Roosevelt se vieron en un puerto remoto de Terranova. Churchill intentó seducirle con su mejor discurso para que se implicara en la guerra y no se olvidó de la comida: se trajo noventa faisanes y todo tipo de exquisiteces de Fortnum & Mason. Intentaba crear­ la sensación de destino común entre dos naciones que defendían la libertad. Pero Roosevelt, que conocía perfectamente­ la política de exterminio de Hitler, se limitó a decirle que cómo iba explicarle a las madres de Kansas que debían enviar a sus hijos a morir por Europa. Churchill lo intentaría de nuevo, pero tuvo que ser el ataque a Pearl Harbor lo que decidió a Estados Unidos a entrar en la guerra.

Seguir leyendo…



Source link