• Mié. Sep 28th, 2022
Etiquetas principales

El FMI reduce seis décimas el crecimiento de España y medio punto el global


La fórmula compuesta por ómicron más inflación, con lo que conlleva en interrupción de la actividad y de ruptura de la cadena de suministros, no ha hecho más que empeorar el panorama de la economía global en el último trimestre.

Esto es una montaña rusa. Según la última actualización de la Perspectiva de la economía mundial, documento que el Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó este martes, la economía global ha entrado en el 2022 en una posición más débil de lo augurado. El crecimiento se ha moderado del 5,9% del 2021 al 4,4% para este año, medio punto menos que en el informe del pasado octubre.

Precios

La inflación se está mostrando más persistente de lo esperado, en especial en alimentos y energía

El impacto de la nueva variante de la covid y una inflación que se ha demostrado de mayor persistencia de la esperada por el incremento de precios, en especial en los alimentos y la energía, así como la dificultad en disponer de materias primas, provocan que las economías avanzadas pasen de una expansión media del 5,0% al 3,9%. Dentro de este grupo, EE.UU. se queda en un 4% y, con una pérdida del 1,2 puntos respecto al estudio previo, es el que más retrocede.

Le siguen Alemania (crecimiento del 3,9%) y Canadá (4,1%) que bajan ocho décimas cada uno. España es otro de los países que está en la zona alta de la franja negativa. Cae seis décimas respecto a octubre y se queda en un 5,8% que, pese a todo, no deja de ser el pronóstico de crecimiento más alto de su entorno. La perspectiva para el 2023 se queda en 3,8%, pero supone una mejora en comparación al anterior trimestre al anotarse un incremento de 1,2 puntos.

Parte de ese crecimiento mundial moderado refleja los avatares en las dos grandes economías. La revisión plasma una contracción por el fracaso o recorte del denominado plan de infraestructuras humanas en Estados Unidos, que suponía una inversión de 1,7 billones, y los problemas del sector inmobiliario en China, uno de sus motores.

Ante la previsión de que la influencia de ómicron, mutación más contagiosa pero menos severa que delta, desaparezca en el segundo trimestre, el Fondo prevé que el crecimiento global se ralentice y se sitúe en el 3,8% en el 2023, esto en realidad significa un aumento de dos décimas en relación al estudio de octubre y «refleja en gran medida una recuperación después de que se disipen las rémoras actuales», apostilla en su comentario Gita Gopinath, subdirectora gerente de la institución. 

Países

España se mantiene como la economía que más crece de su entorno pese al descenso de las previsiones

Pero el título del documento del Fondo evidencia claramente el núcleo del asunto. «Aumento en el número de casos, una recuperación interrumpida y una inflación más alta», señala en su portada. «Los riesgos para la referencia global están inclinados hacia lo negativo», subraya en cursiva. La emergencia de nuevas variantes de la covid pueden prolongar la pandemia e inducir renovados frenazos en la recuperación. De ahí que recomiende de forma más que apremiante una estrategia sanitaria global, con un acceso mundial a las vacunas, a los test y tratamientos que reduzcan ese peligro económico.

Además, se prevé que el encarecimiento de los precios sea de más calado de los de lo calculado en el pronóstico de octubre.

«Las interrupciones en la cadena de suministros, la volatilidad de los precios de la energía y presiones salariales localizadas significan incertidumbre en torno a la inflación y las trayectorias de las decisiones políticas», afirma el informe.

Coyuntura

El FMI prevé que se mantenga una inflación próxima al 4% a corto plazo en las economías avanzadas

La inflación se espera que se mantenga elevada en el recorrido corto, con una media el 3,9% en las economías avanzadas y del 5,9% en los mercados emergentes en el 2022 antes de caer en el 2023.

«Suponiendo que las expectativas de inflación a medio plazo permanezcan bien ancladas y que la pandemia se alivie, el aumento de la inflación debería desvanecerse a medida que disminuyen las interrupciones de la cadena de suministros, la política monetaria se endurece y la demanda se reequilibra, alejándose del consumo intensivo de bienes hacia los servicios», argumenta.


Lee también

Maite Gutiérrez

foto XAVIER CERVERA 14/01/2021 Apertura de Dinero para este domingo sobre cómo sube el precio de los alimentos por culpa de la inflación. Los alimentos que más suben son el aceite, el pan, la leche, la pasta o el café. También la carne de ternera y de cordero. (supermercado ,carrito compra, billetes, dinero,...)

El rápido incremento del precio del combustible también se espera que se modere durante el periodo 2022-2023, lo que ayudará a contener la inflación. Los mercados de futuros indican que el precio del petróleo subirá un 12% y el gas natural sobre un 58% en 2022, los dos considerablemente más bajos que los incrementos vistos en 2021, antes de retroceder en el 2023, a medida que los desequilibrios entre oferta y demanda se reduzcan. De manera similar, el precio de los alimentos se incrementarán a un ritmo más moderado, en torno al 4,5% en el 2022, y declinarán el próximo año.

Otro factor a tener en cuenta es que el levantamiento de estímulos como los que han anunciado la Reserva Federal (Fed o banco central de EE.UU.) o el Banco Central Europeo (aunque a menor ritmo) para contener la inflación puede ser un riesgo para la estabilidad financiera y las economías emergentes.

En especial se centra en la comunicación realizado por la Fed. A diferencia de muchos países en los que se ha contenido el incremento salarial, a pesar de que el empleo y la participación hayan vuelto a niveles casi previos a la pandemia, esto no ha sido igual en EE.UU., donde la caída del paro ha ido acompañada de un fuerte crecimiento de los sueldos. Y esto es lo que ha llevado a la Reserva, remarca el informe, a retirar las compras de bonos y garantías hipotecarias y a sugerir varias subidas de los tipos de interés este 2022. Insiste en que esto, conjugado con la alta inflación, puede ser un desafío para aquellas naciones que tienen un alto nivel de deuda en moneda extranjera.


Lee también

Lalo Agustina

Horizontal

Pero matiza el FMI que «la política monetaria en muchos países necesitará continuar en un camino de ajuste para frenar la presión inflacionaria, mientras que la política fiscal, operando con un espacio más limitado que al principio de la pandemia, deberá priorizar el gasto sanitario y social, centrándose en el apoyo a los que están peor». Añade que, en este contexto, la cooperación internacional resulta esencial para preservar el acceso a la liquidez y la agilidad en la reestructuración ordenada de la deuda en lugares que lo precisen.

El Fondo receta un incremento de la producción de suministros y un mejor sistema de distribución en los países y una cadena internacional más justa.

Factores

El FMI no cita la crisis de Ucrania, pero sí advierte de la cada vez mayor influencia de la emergencia climática

Sin olvidar los desastres naturales y la emergencia climática, cuya influencia es cada vez más grande, otras cuestiones al acecho, que pueden cristalizar en peligros, son las tensiones gepolíticas, que «se mantienen altas». No cita Ucrania, pero alude a Europa y Asia como territorios donde esas tensiones se constatan.  





Source link