• Vie. Oct 7th, 2022
Etiquetas principales

El Gobierno asume que no habrá nuevo sistema de financiación esta legislatura


Esta, definitivamente, no será la legislatura de la financiación autonómica, pese a que así lo proclamó Pedro Sánchez en su discurso de investidura como presidente del Gobierno, en enero del 2020. El líder del PSOE propuso actualizar “sin dilación” el sistema de financiación vigente, que había caducado en el 2014, pero ya advirtió que no podría hacerlo solo. “Vamos a necesitar también a la bancada conservadora”, demandó. Pero sin éxito.

Más de dos años y medio después, tras afrontar una sucesión de crisis sobrevenidas –desde la pandemia del coronavirus a la guerra en Ucrania, con sus duras consecuencias en el escenario económico–, en el Gobierno y la dirección del PSOE ya asumen abiertamente que el de la financiación autonómica “no será un debate que se resuelva en esta legislatura”.


Lee también

Eduardo Magallón

El president de la Generalitat, Pere Aragonès; i el conseller d'Empresa i Treball, Roger Torrent, parlen amb Josep Sánchez Llibre (Foment del Treball); Javier Pacheco (CCOO) i Antoni Cañete (PIMEC), després de signar el Pacte Nacional per la Indústria

Esta constatación llega al calor de la ofensiva de rebajas fiscales desplegada por las autonomías gobernadas por el PP, con Andalucía en la estela de la Comunidad de Madrid y a la que ahora se suma también Murcia, y el choque producido con el Ejecutivo central. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, corrigió el tiro del ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, y defiende “una fiscalidad homogénea” en todas las autonomías, que evite que algunas de ellas busquen competir como “paraísos fiscales”. Pero la ministra admite que el impulso a dicha armonización autonómica de determinados impuestos, como el de patrimonio, “se producirá en el marco del modelo de financiación autonómica, cuando tengamos un consenso suficiente para abordarlo”.

El Ejecutivo y el PSOE admiten que en lo que resta de mandato no se resolverá el debate de la financiación

Y tanto en el Gobierno como en el PSOE admiten que en estos momentos cualquier consenso con el PP es imposible. Máxime en un asunto tan explosivo como el de la financiación autonómica, que aboca a una dura pugna entre unas comunidades que defienden sus intereses territoriales al margen incluso de sus colores políticos. Que se lo pregunten si no al presidente del Gobierno que logró aprobar en el 2009 el modelo vigente, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, que para lograr el acuerdo final hubo de librar una intensa batalla, para empezar, con la Generalitat de Catalunya, entonces presidida por el también socialista José Montilla.

El calendario electoral inmediato, según fuentes socialistas, impide además poder afrontar la aprobación de un nuevo sistema de financiación en lo que queda de legislatura. El propio Sánchez ya está inmerso en una intensa campaña ante las elecciones autonómicas y municipales del próximo mes de mayo, que serán la antesala de las generales previstas para diciembre del 2023.

Pese a la imposibilidad de actualizar el modelo de financiación, en el Gobierno defienden que durante esta legislatura se están transfiriendo “los mayores recursos de la historia” a las autonomías, con los fondos de 16.000 millones en el 2020 y de 13.000 millones en el 2021 para hacer frente a la pandemia, y una financiación extra de más de 7.000 millones en este 2022. Además, en Hacienda resaltan que este año las comunidades del régimen común ingresarán hasta 111.276 millones en concepto de entregas a cuenta del sistema de financiación, “la cifra más alta de la serie histórica”.

Hacienda contrapone la transferencia a las autonomías de “los mayores recursos de la historia” desde el 2020

El modelo vigente se aprobó en el 2009, para un plazo de cinco años, de forma que caducó en el 2014. Y teniendo en cuenta que tras un 2023 copado por las elecciones no habrá un nuevo Gobierno hasta el 2024, la conclusión es que el sistema ya se encamina a acumular diez años de caducidad hasta que se pueda renovar. Una cifra redonda que los presidentes autonómicos del PSOE que más demandan un nuevo sistema de financiación tachan de “terrible”.





Source link