• Vie. Sep 30th, 2022
Etiquetas principales

El Gobierno tiende puentes al PNV ante la votación de la reforma laboral



El Gobierno mueve ficha con el PNV, ante la trascendental votación el próximo jueves de la convalidación o derogación de la reforma laboral en el Congreso. En la negociación a múltiples bandas desplegada por el Ejecutivo, por tierra, mar y aire, para lograr salvar el decreto preservando intacto el acuerdo con los agentes sociales, pese a las resistencias del bloque de legislatura, ayer fue el turno de la portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial, la socialista Isabel Rodríguez, que se desplazó a Vitoria para reunirse con el lehendakari Iñigo Urkullu en el palacio de Ajuria Enea.

Y la ministra confirmó que la competencia sobre la gestión del ingreso mínimo vital (IMV) se transferirá de manera “íntegra y sin limitación temporal” al Gobierno vasco. Ante el monumental enfado expresado tanto por Urkullu como por el presidente del Euskadi Buru Batzar (EBB) del PNV, Andoni Ortuzar, y por el portavoz de los nacionalistas vascos en el Congreso, Aitor Esteban, por el que consideran reiterado incumplimiento de este compromiso del Gobierno, Isabel Rodríguez trasladó ayer en mano una nueva propuesta, más acorde con sus exigencias.

Los socialistas confían en que una modulación del voto de los ‘jeltzales’ tenga “capacidad de arrastre” a Esquerra

El PNV advirtió de su disposición incluso de dar por concluido su habitual apoyo de legislatura a Pedro Sánchez, después de que la última propuesta trasladada en diciembre por el Ministerio de Inclusión de José Luis Escrivá –tras año y medio de complejas negociaciones técnicas– diera al traspaso de esta competencia un carácter temporal, por diez años renovables. El Ejecutivo vasco replicó de inmediato que no compraba “mercancía averiada”.

“Una seña de identidad del Gobierno es el diálogo y el acuerdo”, destacó ayer la ministra de Política Territorial, durante la visita previa a la reunión con Urkullu que realizó a una empresa aeroespacial en Álava, junto a la vicelehendakari y consejera de Trabajo y Empleo del Gobierno vasco, la también socialista Idoia Mendia.

Isabel Rodríguez puso como ejemplo de esa capacidad de diálogo y acuerdo, precisamente, la reforma laboral pactada con empresarios y sindicatos. Y resaltó la “extraordinaria relación” que mantienen con el Ejecutivo vasco en las negociaciones de los traspasos de competencias pendientes. “El ingreso mínimo vital será gestionado por el País Vasco a modo de transferencia”, anunció la ministra, con carácter “íntegro y sin limitación temporal”.

“El Gobierno está confiado en que vamos a convalidar esta reforma laboral”, insistió la ministra de Política Territorial. “Es una reforma laboral que ya está en vigor –advirtió–, y por tanto ya está produciendo sus efectos”. Efectos “tan importantes para los trabajadores que ya se están beneficiando de ella”, según resaltó, como es cobrar entre 5.000 y 12.000 euros más al año, gracias a la prevalencia del convenio de sector frente al de empresa. O la drástica reducción prevista de la temporalidad en el empleo, destacó, cuando hasta ahora el 30% de los contratos temporales tenían menos de siete días de duración.

Isabel Rodríguez pidió así a todos los grupos parlamentarios que el próximo jueves “avalen, apoyen y respeten este acuerdo tan importante del diálogo social”. Y, ya al término de su encuentro con Urkullu, la portavoz del Gobierno consideró “fructífera” la cita. “Somos un Gobierno con alma de pacto”, insistió.

Antes de la reunión, no obstante, el lehendakari había vuelto a demandar, desde Bilbao, que el Ejecutivo transfiera el IMV “en su integridad”, y lamentó que sigan pendientes el resto de transferencias previstas. Urkullu incluso señaló que su relación con Sánchez es “manifiestamente mejorable”. En cuanto a la reforma del mercado de trabajo, el lehendakari insistió en que se respete el marco laboral vasco, y advirtió al Gobierno que “no querer tocar ni una coma” del decreto es “cerrarse las puertas a lo que es mejorable”.

Pero en el PSOE confían en que el desbloqueo de la transferencia del IMV pueda “facilitar” que el PNV module su posición ante la convalidación de la reforma laboral. Las negociaciones continuarán hasta el último minuto. “Se puede trabajar el voto del PNV, y este tiene capacidad de arrastre de ERC”, advierten. Todo suma.





Source link