• Jue. Oct 6th, 2022
Etiquetas principales

El Govern desmiente a Borràs y niega que propusiera un plan estratégico a Aragonès en Manresa


«Reflexiones genéricas». Así es como ha definido este lunes la consellera de la Presidència, Laura Vilagrà, lo que la presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha llamado esta mañana en una entrevista en RAC1 como un plan estratégico de desobediencia ambicioso que englobaba mantener el acta de diputado a Pau Juvillà y otros asuntos que tiene el Ejecutivo catalán sobre la mesa cono la sentencia de la inmersión lingüística en las escuelas. Según la versión de Borràs, ella misma trasladó su propuesta al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, el sábado pasado en Manresa, en un encuentro privado admitido por todas las partes. Sin embargo, la versión del Ejecutivo de Aragonès difiere de la que sostiene la máxima mandataria de la Cámara catalana.

«El Govern ha dado apoyo a la presidenta Borràs, antes, durante y después. Por eso no caben salidas personalistas en la cuestión, es necesaria una estrategia conjunta», ha señalado Vilagrà tras las dos reuniones de Aragonès, con Junts y con ERC, en el marco de la ronda de contactos del president con el independentismo, al ser preguntada sobre la cuestión. «Hubo una reunión informal, con reflexiones genéricas, pero también les digo que Borràs no planteó ningún plan y ninguna estrategia, si los hay se deben plantear en órganos de coordinación y estrategia que ya existen», ha añadido Vilagrà, que también ha pedido zanjar el asunto y evitar una «escalada de reproches» entre los dos socios.

Lee también

La propuesta de desobediencia conjunta pasaba, según fuentes consultadas, no solo por preservar en la Cámara catalana la credencial de Pau Juvillà, también por que el Govern desoyera las sentencias judiciales para impartir al menos un 25% de clases en castellano y, según ha dicho Borràs hoy en RAC1, afectaba también a los directores de los centros públicos de Catalunya.

En la entrevista de esta mañana, Borràs se ha sacudido parte de las responsabilidades de la retirada de la credencial a Juvillà y las ha diluido al culpar a los demás partidos independentitas, ERC y la CUP, de que no hubiera una respuesta de defensa «colectiva» del escaño del anticapitalista y que le tocara a ella asumir las responsabilidades en solitario. 

La dirigente de JxCat ha explicado que presentó «una propuesta ambiciosa de resistencia colectiva ante este ataque del Estado» que fue rechazada. Pero según Vilagrà, «no era una propuesta con contenido, sino un planteamiento genérico que no tenía una propuesta concreta». «Las estrategias no se pueden improvisar», ha sentenciado Vilagrà.


Lee también

Josep M. Calvet

Horizontal

«Si hubiera un plan estratégico se hubiera debatido en los órganos que corresponde y no se hubiera hablado en una cita informal», razonan fuentes consultadas del Ejecutivo catalán. Fuentes de ERC han sido más contundentes a lo largo del día de hoy y han tachado de «mentira» la explicación de Borràs, aunque desde Junts se haya señalado que la ejecutiva tenía conocimiento de cuál era ese «plan» que propuso Borràs y que se conocía de antemano. 

La cita informal fue en dependencias municipales del Ayuntamiento de Manresa, donde se celebraba el acto que convocó a ambos líderes, y en el Govern no se le dio más importancia. La reunión tuvo lugar en la capial del Bages justo antes de un acto para conmemorar los 500 años de la llegada de San Ignacio de Loyola a la ciudad.

La polémica

El Parlament asegura que retiró el acta a Juvillà el 4 de enero con efectos retroactivos

¿Está ya inhabilitado Pau Juvillà?¿Cuándo se supo? Son preguntas que se formulaban la semana pasada en los pasillos del palacio del Parc de la Ciutadella de forma insistente, hasta que se tuvo conocimiento el jueves de que el secretario tercero de la Mesa ya no era diputado por la orden de la Junta Electoral Central que le retiraba la credencial. El Parlament ha enviado este lunes una nota aclaratoria de la secretaria general, máxima funcionaria de la institución, en la que se detalla que se dio la orden de acatar lo dispuesto por la JEC del jueves para el viernes y que tuviera efectos retroactivos al día 28 para que no hubiera consecuencias legales en los funcionarios. 

​En esa nota se explica además que hubo un error informático en el sistema de gestión parlamentaria -Sistema d’Informació de l’Activitat Parlamentària (SIAP)- que impidió a Laura Borràs admitir a trámite la solicitud de voto delegado que cursó la CUP y después rechazarla por no ser compatible, a su juicio, con el artículo 16 del reglamento de la Cámara catalana, pensado para conflictos de intereses como los de índole económica, por ejemplo. 

Esa explicación de la secretaria general de la institución, Esther Anrdeu, ampararía lo que ha sostenido Junts -Borràs y Elsa Artadi- a lo largo del día de hoy en diversas ocasiones: que se admitió a trámite la solicitud de los anticapitalistas y luego se denegó por no ser acorde a la normativa. Una asesora de la CUP, sin embargo, ha exhibido a primera hora el documento rubricado por Borràs, un acto de presidencia, en el que se denegaba la admisión a trámite del voto delegado, sin mención alguna al artículo 16 del reglamento. Dicho artículo es el que mentó Borràs en el pleno.  

Fuentes consultadas, conocedoras de los procedimientos de la Mesa del Parlament, no ven verosímil que la presidenta rubricara el documento en el que se rechazaba la delegación de voto sin haber leído al detalle lo que ponía en él, máxime si tenía la trascendencia que ha tenido en esta ocasión. 





Source link