• Mié. Oct 5th, 2022
Etiquetas principales

El Kun Agüero detalla su experiencia tras detectarse los problemas cardíacos


Sergio Agüero lo pasó «muy mal» durante las primeras dos semanas después de que se le detectara una arritmia en el partido que el FC Barcelona disputó contra el Alavés el 30 de octubre de 2021. A través de una transmisión en su canal de Twitch, el exdelantero argentino explicó las pruebas a las que tuvo que someterse después del percance, que finalmente le obligó a colgar las botas a los 33 años.

El Kun explicó que, al abandonar el Camp Nou, pensaba que aquello era un problema sin importancia, una «tontería», y que se iba a recuperar pronto. No obstante, una vez fue ingresado en el hospital, empezó a ver que la realidad distaba de sus expectativas. «Cuando me meten en esa salita privada rara con unos monitores, te das cuenta de que las cosas no van del todo bien, pero me decían que iban bien», relató el exjugador.

Sergio Agüero se retira del partido contra el Alavés

Sergio Agüero se retira del partido contra el Alavés. 

Alex Caparros / Getty

Agüero siguió explicando que los médicos le informaron de que debía seguir ingresado durante el fin de semana sin poder recibir visitas, pero que no le dieron información adicional sobre su estado de salud. «No sabía qué estaba pasando. Me empecé a poner nervioso porque me quería ir a casa», recordó.

Llegado el lunes 1 de noviembre, una enfermera le comunicó que debían trasladarlo a una clínica privada para someterle a un examen más exhaustivo. Una vez allí, le informaron de que le iban a provocar tres arritmias para ver cuál se parecía más a lo que sucedió sobre el césped del Camp Nou.

Examen exhaustivo

Los médicos le provocaron tres arritmias para ver cuál se parecía más a la que sufrió

«Estaba recagado», reconoce el Kun, a lo que añade: «me pusieron chapas por el pecho y yo decía ‘¿qué estoy haciendo acá? ¡Me quieren parar el corazón!'». Fue en la tercera prueba que el argentino reconoció el dolor que había sentido durante el transcurso del partido de fútbol.

Una vez de vuelta a su habitación, se empezó a marear y el corazón volvió a acelerarse, una condición que los médicos le dijeron que era «normal». La colocación de un chip en el corazón para detectar cuándo el órgano se acelera e informar directamente a los sanitarios fue el siguiente paso de un proceso que el argentino prefirió tomarse con humor. «De noche tiro luces de colores, soy Iron Man», bromeó Agüero.

Control cardíaco

«De noche tiro luces de colores, soy Iron Man» bromeó con el chip que le implantaron

El jueves de esa misma semana fue el momento de la intervención para implantarle el chip. El exfutbolista recuerda cómo el médico tuvo que cambiar de bisturí para efectuarle la incisión, una situación que le recordó a «cuando comes asado y quieres el cuchillo de sierra, que es el que corta la carne bien».

Agüero también describió el momento en que llegó a la conclusión de que la mejor decisión era retirarse de la práctica profesional del fútbol. «Una semana o diez días antes, me habían avisado de que probablemente me tenía que retirar, pero no lo asumía y me venía preparando para ese momento. Cuando me dijeron que era el fin de mi carrera, que tenía que decirlo, me fui a Abu Dabi para distraerme un poco y, el día de la despedida, estaba tranquilo. Iba a decir lo que me pasó y lo que sentía».

Me habían avisado de que probablemente me tenía que retirar, pero no lo asumía



Sergio AgüeroExjugador del FC Barcelona

A pesar de su convicción y de tener asumida la realidad, una vez vislumbró la silla en que iba a sentarse en el Camp Nou para comunicar la noticia, el mundo se le vino abajo. «Me quebré y me puse a llorar. Me abracé a Laporta. Tenía que salir y no quería porque a mí me cuesta. No quería que me vieran llorando y me decía Laporta que tenía que salir a hablar. Empecé a pensar que tenía que estar relajado y me relajé».

«Les comunico que he decidido dejar el fútbol profesional. Es un momento muy duro». Con estas palabras, la voz entrecortada y entre lágrimas, Agüero anunció su retirada tras sufrir una arritmia. «Lo principal es mi salud, pero aunque es un día triste, quiero decir que estoy feliz, que me marcho feliz por todo lo que he vivido», explicó el argentino.

Lee también

Aunque los médicos y el propio Kun se dieron un plazo de tres meses, hasta febrero, las pruebas de esfuerzo moderado a las que se fue sometiendo desde que se le diagnosticaron esos problemas cardíacos no le permitieron seguir adelante con su carrera como futbolista. «Hice todo lo posible por si había alguna esperanza pero no había muchas», reconoció.





Source link