• Jue. Sep 29th, 2022
Etiquetas principales

El precio de los chips sube un 15% en medio de una tormenta perfecta

Feb 6, 2022 , , , , , , ,


Los chips valen oro. Y los fabricantes están llenando sus arcas gracias a estos diminutos tesoros electrónicos. Los semiconductores, debido a su crónica escasez en las cadenas de suministros, son un bien cada vez más buscado.

Los principales productores mundiales en el 2021 vieron sus ingresos crecer un 25% y, por primera vez en la historia, su facturación superó la barrera simbólica de 500.000 millones de dólares (440.000 millones de euros), según un estudio presentado por la consultora Gartner esta semana. Unos números que son el resultado de la combinación de fuerte demanda, congestión logística e incremento de las materias primas.

Salvo alguna excepción, todos los fabricantes de chips registraron crecimiento de dos dígitos en el 2021. En el podio de los ingresos se encuentran Samsung, Intel y Hynix, y detrás, Qualcomm y Broadcom. En bolsa, pese a la corrección de inicios de este año, varias compañías de este sector han escalado hasta la cumbre. En el arco de los últimos doce meses, se han disparado valores como Nvidia (+86%), AMD (+40%) y Broadcom (+25%).

Cifras

Los fabricantes de semiconductores aumentaron su facturación un 25% en el 2021 por la fuerte demanda en plena transición tecnológica

“Hasta ahora, estas compañías han sido capaces de sobreponerse a sueldos más elevados, encarecimiento de los materiales y costes de inversión gracias a que subieron precios. Estos incrementos durarán hasta que haya restricciones de capacidad”, escribía Dirk Goedde, de Mooyd’s.

Para este grupo de empresas, la mayor parte de ellas ubicadas en Asia, la coyuntura es favorable, porque tanto EE.UU. como Europa quieren incentivar la fabricación de chips dentro de sus fronteras, pero entre montar una fábrica y empezar la producción pueden pasar hasta dos años. O sea que va para largo.

Hace unos días, el Departamento de Comercio de EE.UU. proporcionó algunas cifras llamativas que reflejan la actual tensión del mercado. En la actualidad, las compañías que usan semiconductores cuentan con inventario para tan solo cinco días de actividad, mientras que en el 2019 tenían inventario para 40 días. Asimismo, los tiempos de entrega se han alargado hasta lo impensable. Antes de la pandemia, había que esperar en promedio entre 84-182 días. Ahora, 103-365 días. Es decir, que se puede hasta llegar al año.


Lee también

Piergiorgio M. Sandri

El anuncio de la época (1971) de Intel sobre el microprocesador

El teletrabajo y el boom de los videojuegos han despertado el apetito por estos componentes, pero los desequilibrios parecen destinados a permanecer un tiempo prolongado, porque las innovaciones digitales clave de los próximos años (la conducción autónoma, el 5G, el cloud y el internet de las cosas) se basan en los chips, mientras que su fabricación no da abasto. Consecuencia: los precios en el 2021 subieron un 15%, un aumento relevante incluso con relación a la inflación, aunque menor que el de los fletes marítimos, por ejemplo. Las firmas más voraces fueron Apple, Samsung y Lenovo, que aumentaron su presupuesto en semiconductores un 30%. Gartner habla de “compras dictadas por el pánico”.

Producir in situ, una alternativa

Los semiconductores se han convertido en una cuestión de Estado. El 23% de las firmas europeas sufre carencias de material, según el BCE. La UE, mediante su ley europea de Chips, quiere cuadruplicar mediante incentivos y ayudas de Estado su producción doméstica de semiconductores para el 2030, hasta llegar al 20% de la cuota mundial, ya que sus necesidades se duplicarán en la próxima década. De los tres líderes mundiales actuales, Taiwan Semiconductor Manufacturing, Samsung y UMC, ninguno tiene presencia en Europa. “No podemos permitirnos esta dependencia e incertidumbre”, dijo la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen. Intel se ha mostrado interesada en invertir. Una megafactoría podría aportar 85.000 millones de euros al PIB europeo en diez años, según la consultora Kearney. Las empresas también se ponen las pilas. Gartner prevé que la mitad de los fabricantes de automóviles diseñarán sus propios chips en los próximos cinco años.





Source link