• Lun. Oct 3rd, 2022
Etiquetas principales

El primer ministro australiano se disculpa por décadas de abusos y agresiones sexuales


Los líderes políticos australianos -y entre ellos su primer ministro, Scott Morrison-, han pedido disculpas este martes a las políticas, funcionarias y a otros trabajadores del parlamento, por décadas de intimidación, acoso y abusos sexuales.

Los presidentes de la Cámara de Representantes y el Senado han entregado la disculpa, en nombre de una muestra representativa de los partidos, como parte de una declaración que reconoce una cultura tóxica y de abusos de poder en el lugar de trabajo.

Esta cultura salió a la luz gracias a una investigación de Kate Jenkins, la comisionada australiana de Discriminación Sexual. También ayudó a ello la denuncia de la ex asesora del Partido Liberal, Brittany Higgins, que declaró que había sido violada por un compañero de mayor rango en la oficina del Parlamento de un ministro, semanas antes de las elecciones de 2019. La funcionara se sintió obligada a elegir: o trasladar sus acusaciones a la policía o continuar con su carrera profesional. 

Morrison ha agradecido a Higgins el valor que demostró al hacer sus alegaciones. «Lo siento. Lo sentimos. Pido disculpas a la Sra. Higgins por las terribles cosas que ocurrieron aquí», dijo el primer ministro australiano al Parlamento, además de agradecerle a la ex funcionaria su valor por haberse atrevido a hablar de lo ocurrido.

Una cadena de denuncias

Higgins ha optado por identificarse en los medios de comunicación en lugar de quedarse en el anonimato. Tras su declaración, más de 1.700 personas hicieron contribuciones al informe de Jenkins: tanto trabajadores ya retirados, como aquellos que a día de hoy continúan trabajando en el Parlamento. 

Su informe, puso de manifiesto que el 37% de las personas que actualmente se encuentra en lugares de trabajo vinculados al Parlamento han experimentado acoso y, que el 33%, han experimentado acoso sexual.

Morrison ha mantenido la norma que prohíbe a los ministros tener relaciones con el personal

El viceprimer ministro, Barnaby Joyce, se sumó a la disculpa y al «lo haremos mejor» del resto de parlamentarios. En 2018, se reveló que Joyce estaba esperando un bebé con la ex secretaria de prensa, Vikki Campion, hecho que llevó al entonces primer ministro, Malcolm Turnbull, a prohibir a sus ministros tener relaciones sexuales con el personal, prohibición que Morrison ha mantenido.

El portavoz de la Cámara de Representantes, Andrew Wallace, ha declarado que el Parlamento ya estaba tomando medidas para mejorar la situación y el ambiente del lugar de trabajo. Además, el año pasado, se estableció un proceso de quejas independiente para estos casos. 

Mientras tanto, el ex compañero de trabajo de Higgins, Bruce Lehrmann, se ha declarado no culpable de un cargo de relaciones sexuales sin consentimiento y será juzgado por un tribunal de Canberra en junio.


Lee también

Ismael Arana

La exasesora Brittany Higgins fue violada por un compañero





Source link