• Vie. Oct 7th, 2022
Etiquetas principales

«El que se la juega soy yo, no Casado»

Feb 10, 2022 , ,



Al filo de la medianoche, ya terminado el debate electoral, el candidato del PP a la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, compareció ante la prensa allí presente para realizar su valoración de la contienda y explicó su enigmático «el que se la juega soy yo». La frase la había pronunciado durante el bloque dedicado a los pactos y en el cual había sido cuestionado por sus rivales -Luis Tudanca (PSOE) y Francisco Igea (Cs)- acerca del papel que tendrá Vox tras un hipotético pacto con los populares. Pero esa lectura se quedaba corta. Y el propio Mañueco lo explicó en sala de prensa.

El actual presidente, favorito para ganar en las urnas pero cuya proyección se ha frenado según los sondeos, se adelantó al recuento del domingo para asumir en primera persona toda la presión del resultado. De esta forma trató de evitar que cualquier hipotética responsabilidad recaiga sobre la dirección nacional del PP. Despachos desde los que se decidió el adelanto electoral decretado en diciembre: «Aquí el que se la juega soy yo, no Pablo Casado». 

De paso, con esa declaración de intenciones, Mañueco también trataba de frenar el debate abierto por el tirón generado por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante sus participaciones en la campaña de Castilla y León. Muy superior al del líder nacional del partido, Pablo Casado.

El pacto con Vox, el tabú de la campaña del PP

Durante el debate, Mañueco fue interpelado en media docena de ocasiones sobre el papel que jugará Vox en el pacto de derechas que dibujan los sondeos. Tras él, fue preguntado otras dos veces por la prensa, pero el candidato del PP evitó en todas las ocasiones contestar a una pregunta. Un tabú en su campaña que solamente Ayuso ha querido abordar señalando que es preferible pactar con el partido de Ortega Lara que con quienes pactan en el Congreso con EH Bildu.

Cuando ya apenas quedan 48 horas para la jornada de reflexión, el Partido Popular ha confirmado que se volcará con su candidato en esta recta final en un intento de movilizar al máximo al electorado y evitar fugas de voto a Vox. El objetivo para el partido sigue siendo un «gobierno en solitario» y sumar «más que la izquierda», según repiten fuentes ‘populares’.

Este jueves, con la resaca del segundo debate electoral, Casado estará por la mañana en la localidad zamorana de Toro, donde visitará una cooperativa bodeguera, y luego dará un paso por la ciudad de Zamora, siguiendo el mismo esquema de este miércoles en Miranda de Ebro y luego en la ciudad de Burgos.

Por la tarde, Mañueco contará con el respaldo en León del expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, que acaba de pasar el covid por segunda vez y, de hecho, tuvo que cancelar la presentación de su libro ‘Política para adultos’ en el Casino de Salamanca el pasado 24 de enero. También el exjefe del Ejecutivo José María Aznar participó al arranque de campaña con un acto el día 29 en Valladolid.

El viernes, Casado tendrá también un acto sectorial por la mañana en Valladolid, donde visitará una empresa relacionada con la industria del automóvil, según han avanzado a Europa Press fuentes ‘populares’.

Por la tarde, el líder del PP y los ‘barones’ territoriales del partido arroparán a Mañueco en el mitin de cierre que se celebrará en la Feria de Valladolid, un acto que pondrá el broche final a la campaña electoral antes de las votaciones del día 13.

El PP de Castilla y León anuncia en sus redes sociales el acto a partir de las 17.30 del domingo, con las fotografías del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo; Casado; Mañueco; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; y el presidente de Murcia, Fernando López Miras. El andaluz Juanma Moreno no podrá asistir por un viaje a Dubái al ser la semana de Andalucía en la Expo. 

Preocupados por el auge de los ultranacionalistas

En las filas del PP ha crecido estos últimos días la preocupación por el ascenso de Vox que recogen la mayoría de las encuestas y están movilizando a todo el partido en esta recta final para atraer a votantes indecisos -superior al 20%- y mitigar la abstención.

Fuentes del PP subrayan que la participación es «clave» en las elecciones de Castilla y León y urgen a volcarse al máximo para poder llegar a los 35 procuradores, un resultado que, según argumentan, sí permitiría un gobierno en solitario de Alfonso Fernández Mañueco.

En Génova preparan el mensaje ante la noche electoral y ya subrayan que, aunque Mañueco se quede en menos de 35 escaños, hay «cambio de ciclo» porque en las últimas autonómicas «ganó el PSOE y ahora el PP volvería a recuperar la primera posición», añaden fuentes de la formación.





Source link