• Vie. Oct 7th, 2022
Etiquetas principales

El TSJC prohíbe los escraches de la comunidad islámica frente a la casa del alcalde de Mollet


La sala de lo contencioso del TSJC ha prohibido los escraches que se producen cada semana frente a la casa del alcalde de Mollet del Vallès y ordena trasladar la protesta a otro lugar. Así consta en un auto al que ha tenido acceso La Vanguardia en que el tribunal ordena de forma cautelar a la asociación islámica Al Huda que se manifieste en otro punto del municpio. 

Desde el 21 de diciembre, y hasta en seis ocasiones, más de un centenar de creyentes musulmanes de la comunidad islámica Al Huda se han concentrado los viernes y los domingos frente al domicilio del alcalde para protestar por las continuas trabas – que se arrastran desde hace más de una década- para abrir una mezquita en el municipio.

Desde el 21 de diciembre

La comunidad se concentra frente a la casa del alcalde para protestar por las trabas para abrir la mezquita

La resolución judicial obligará a los convocantes a cambiar el lugar de la manifestación que estaba convocada para mañana viernes a las puertas del domicilio del alcalde, Josep Monràs, del PSC. El Ayuntamiento de Mollet del Vallès pidió a la conselleria de Interior que no autorizase la protesta y la trasladase a otro punto del municipio, como por ejemplo frente a la casa consistorial, después de que varios informes desfavorables de los Mossos d’Esquadra alertasen de que la concentración podía suponer “riesgos de orden público”. Interior, sin embargo, no se pronunció y fue entonces cuando el Ayuntamiento recurrió al TSJC que finalmente le ha dado la razón.


Lee también

paloma arenós

Musulmanes rezando en Mollet

El tribunal considera que “la celebración de una concentración ante un domicilio particular, donde vive la persona a la que se dirige el mensaje, constituye una perturbación en su derecho a la intimidad personal y familiar con el efecto de difundirse el lugar donde vive el alcalde, no solo para los manifestantes sino para terceros en general”. Y resalta que “el domicilio es ajeno al ejercicio de la actividad pública del afectado». E este caso se trata de “una secuencia de reuniones reiteradas y con mayor frecuencia periódica, lo que supone una afectación más intensa del interés en la privacidad del alcalde”, así como de su familia y sus vecinos, que son “ajenos al ámbito político o a la actividad pública”.

El TSJC considera que la protesta perturba la privacidad del alcalde

La Sala, además, tiene en cuenta que el lugar donde se celebra la manifestación “está próximo a dos centros docentes y se ubica en una vía pública de gran afluencia, donde hay unas instalaciones deportivas de mucha actividad en las mañanas del domingo. Este hecho junto al informe desfavorable de los Mossos y que no puedan garantizarse las medidas contra la Covid, son los argumentos que esgrime el tribunal para ordenar el traslado la protesta.

La asociación Al Huda denuncia que ha sufrido ocho años de opresión administrativa. La gota que ha colmado el vaso fue la denegación el pasado 21 de diciembre de la licencia ara abrir como centro cultural el local que albergan en la avenida Badalona de Mollet. El local lleva precintado desde 2013 después de que una modificación del plan urbanístico impedía abrir nuevos centros de culto en el casco urbano. 





Source link