• Mié. Oct 5th, 2022
Etiquetas principales

El TSJC reactiva la causa para juzgar a Jové y Salvadó, arquitectos del ‘procés’



Mientras el procés se diluye entre acusaciones mutuas entre los partidos independentistas, la justicia sigue –aunque a paso alarmantemente lento– con las investigaciones abiertas contra los altos cargos del Govern que pilotaron la preparación del referéndum del 1 de octubre. Cuando se cumplen cinco años de los hechos del 20 de septiembre que se saldaron con la detención de varios altos cargos y que sirvió de base para acusar por rebelión a los Jordis , el TSJC ha reactivado una de las causas que afecta precisamente a dos dirigentes que fueron arrestados aquel día. Se trata de la investigación contra los exaltos cargos de las conselleries de Vicepresidència y Economia, Josep María Jové y Lluís Salvadó, los diputados de ERC, considerados los arquitectos de las estructuras de Estado.

Según ha podido saber La Vanguardia , el TSJC remitió la semana pasada un escrito para notificarles el fin de la instrucción con lo que reactiva una causa que llevaba un año y medio paralizada y que encara a partir de ahora su recta final. Los próximos pasos serán que el instructor dicte el auto de conclusión del sumario y pida a la Fiscalía que envíe el escrito de acusación contra ambos. El Ministerio Público tiene listo el documento y prevé remitirlo el mes que viene, según fuentes judiciales.

Tras un año y medio de parón, la justicia dicta el fin de la instrucción por los preparativos del 1-O

Jové y Salvadó están procesados por delitos que llevan aparejadas penas de prisión: desobediencia, prevaricación y malversación al considerar que desde la retaguardia prepararon un plan para ejecutar la independencia.

La causa contra ambos, que fueron detenidos hace cinco años y cuyos registros en sus despachos se practicaron en medio de una gran manifestación en las afueras de la Conselleria d’Economia, organizada por las entidades independentistas, quedó interrumpida en abril del 2021 después de que el TSJC incluyera en la misma causa a la entonces recién nombrada consellera Natàlia Garriga. La actual titular de Cultura también fue detenida aquel 20-S por su presunta participación en la organización y logística del referéndum en tanto que directora de servicios de la secretaría general de la Vicepresidència.

Los diputados de ERC están acusados de desobediencia, prevaricación y malversación

La recta final de esta investigación atenaza a uno de los hombres fuertes del aparato de ERC, Josep Maria Jové. Hombre de poca visibilidad pública ostenta en cambio un gran peso en la dirección del partido. Es presidente del grupo parlamentario republicano en el Parlament y es uno de los integrantes de la mesa de diálogo con el Gobierno. También participó en las negociaciones con Junts para la investidura de Aragonès. Asimismo, se le atribuye un papel fundamental en la organización y financiación del referéndum del 1 de octubre y en el diseño y creación de las estructuras del futuro estado catalán. En el registro que se practicó en su casa, la Guardia Civil halló la famosa libreta Moleskine que contenía la hoja de ruta hacia la independencia, así como el documento Enfocats , un powerpoint que resumía las fases de la desconexión. Tanto Jové como Salvadó se volcaron en el compromiso electoral de declarar la independencia en 18 meses. Días antes del referéndum, Salvadó alertó de que no llegarían a tiempo porque las estructuras de Estado no estarían preparadas. “No es solo un cambio de bandera”, dijo en varias conversaciones interceptadas por la Guardia Civil. Ahora bien, que no estuvieran listos no significaba que no hubieran hecho nada. Tenían redactados 152 borradores de proyectos de ley y decretos que debían ser aprobados a partir del 2 de octubre y que versaban sobre la hacienda propia, agencia de protección social, poder judicial, control de las telecomunicación e infraestructuras básicas.





Source link