• Mié. Oct 5th, 2022
Etiquetas principales

El voto a favor de Orbán de la derecha italiana polariza las elecciones


En la campaña electoral italiana se está hablando más de política exterior que nunca. El último protagonista insospechado está siendo el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, un cercano aliado de Giorgia Meloni, de Hermanos de Italia, y de Matteo Salvini, de la Liga, cuyo nombre aparece en todos los mítines y entrevistas televisivas desde que ambos le apoyaron en el Parlamento Europeo la semana pasada.


Lee también

Anna Buj

The League party leader Matteo Salvini delivers his speech during the annual rally of The League party in Pontida, northern Italy, Sunday, Sept. 18, 2022. (AP Photo/Antonio Calanni)

Tanto la Liga como Hermanos de Italia se pusieron de su lado cuando la Eurocámara Europea votó denunciar la “existencia de un claro riesgo de violación grave” por parte de Hungría de los valores fundamentales de la Unión Europea, lo que ha llevado a la Comisión a proponer congelar 7.500 millones de euros al país de fondos de cohesión si no toman medidas cuanto antes, especialmente contra la corrupción. El primer ministro italiano, Mario Draghi, ya les ha advertido en público que el “interés de los italianos” es tener de socios a Francia y Alemania, y no al grupo de Visegrado.

Letta fue recibido en Berlín por el canciller Olaf Scholz para hablar del reto energético

La buena relación de Meloni y Orbán es evidente desde hace años. La ultraderechista le invitó a Atreju, unas jornadas que cada año organiza Hermanos de Italia a las que también han acudido el exasesor de Donald Trump, Steve Bannon, o el líder de Vox, Santiago Abascal. Comparten sus ideas de familia tradicional, su rechazo a la inmigración o su concepto de los valores cristianos de Europa. Su argumento es que, con su aviso a Hungría, la UE le está haciendo un favor a Rusia. “Los verdaderos antieuropeístas son aquellos, que en un momento en que estamos bajo ataque y la UE debería estar más unida y fuerte que nunca, sostienen que hay una Europa de serie A y otra de serie B y que están haciendo de todo para empujar a Hungría a los brazos de Putin”, insistió ayer la italiana en una entrevista en Il Giornale . En otra, también criticó la política de Bruselas contra Polonia, remarcando que es un país que está acogiendo a muchos refugiados ucranianos.

En Forza Italia, el partido de Silvio Berlusconi que ha recibido el permiso del PPE para formar coalición con la Liga y Hermanos de Italia, no está gustando nada este debate. El magnate ha sorprendido al avisar que si considera que sus socios ponen en peligro los vínculos con Europa y la OTAN saldrán del Gobierno. “Si estas personas, nuestros aliados, en los que confío y respeto, se fueran por otro camino, no lo toleraríamos”, aseguró a la RAI. No pueden permitir de ninguna manera que Meloni insista con la cuestión húngara porque de ello depende su buena relación con sus socios europeos.

“O Meloni y Salvini dan marcha atrás y reconocen públicamente que se equivocaron con Orbán o no son aptos para gobernar Italia”, ha criticado el ex primer ministro Giuseppe Conte, candidato con el Movimiento 5 Estrellas. El expresidente de la Comisión Europea Romano Prodi también ha avisado que “si Italia sigue a Orbán, Europa nos marginará”.

Mientras, el secretario general del Partido Demócrata, Enrico Letta, mostraba públicamente que prefiere otros aliados: fue recibido ayer en Berlín por el canciller alemán, el también socialdemócrata Olaf Scholz, con quien abordó la crisis energética.





Source link