• Sáb. Oct 1st, 2022
Etiquetas principales

Elecciones en Portugal sin despejar incógnitas


Los portugueses dejaron por fin ayer de repasar sondeos. Uno tras otro, no despejaban dudas sino que abundaban aún más en la confusión al irse adelantando mutuamente el Partido Socialista (PS) de António Costa y el Partido Socialdemócrata (PSD, centroderecha) de Rui Rio. La última encuesta, realizada el pasado jueves, de la Universidad Católica en colaboración con varios medios (RTP, Antena 1 y el diario Público) da al PS un 36% de intención de voto y al PSD, un 33%. En una semana, el PS ha bajado un punto y el PSD se ha mantenido. Todo está en manos de los indecisos. Aunque el socialista António Costa parece seguir siendo favorito como primer ministro (48%) frente al líder del PSD, Rui Rio, 36%), la Asamblea portuguesa bien podría pasar a una mayoría de derecha.

Votan 10,8 millones de electores y se cree que los indecisos son más del 11%.

Portugal vota mañana sin despejar incógnitas
Video

Enfoque Enric Juliana Atentos A Portugal


¿Por qué Portugal celebra elecciones ahora?

Portugal celebra elecciones a mitad de legislatura debido a la ruptura en la coalición de gobierno el pasado noviembre, que se produjo en la votación de los presupuestos para el 2022. La coalición de izquierda, llamada gerigonza y que agrupaba al Partido Socialista (PS), el Bloque de Izquierda (BI) y el Partido Comunista (PCP), se rompió cuando estas dos últimas formaciones votaron en contra de los planes presentados por el PS al lado de la oposición, formada por el Partido Socialdemócrata (PSD), los liberales, los Verdes y el ultraderechista Chega. El partido animalista PAN se abstuvo. El BI y el PC exigían incluir asuntos como la reforma laboral y de las pensiones, mayor inversión en la sanidad pública y acceso a la vivienda, entre otros asuntos. El primer ministro socialista, António Costa, advirtió que si no había acuerdo iría a eleccciones.

¿Qué está en juego?

Principalmente, los presupuestos del 2022, que dependen de los fondos de recuperación de la Unión Europea de resultas de la pandemia, 16.600 millones de euros entre transferencias directas y préstamos hasta el 2026. De todo ello, mil millones irían a la inversión pública para el 2022.

António Costa, secretario general del PS y primer ministro en funciones, en un mitin en Lisboa el pasado jueves

António Costa, secretario general del PS y primer ministro en funciones, en un mitin en Lisboa el pasado jueves

Pedro Nunes / REUTERS

En términos políticos, está en juego un gobierno estable y, por primera vez, el ascenso de una fuerza de extrema derecha en Portugal, el partido Chega (Basta).

¿Cuáles son las posiciones?

El Partido Socialista (PS) de António Costa ha jugado siempre a apostar por la mayoría absoluta, pero eso parece cada vez más una quimera desde el único precedente del gobierno de José Sócrates (2005). El PS sabe que eso -y con el mal recuerdo que dejó Sócrates- ya no es posible, como demuestran las encuestas 

En conjunto, los partidos de la gerigonza podrían alcanzar un 47% de los votos. Sin embargo, la reedición de la coalición parece poco factible, aunque António Costa, al ver que no puede aspirar a la mayoría absoluto, ha hecho apelaciones a la izquierda. Los sondeos indican que tanto el Bloque de Izquierda como los comunistas se van a ver castigados en las urnas por haber dicho no a los presupuestos en noviembre.

Rui Rio, líder del PSD (centroderecha), en una imagen del 2019

Rui Rio, líder del PSD (centroderecha), en una imagen del 2019

Rafael Marchante / REUTERS

Del otro lado, el PSD de Rui Rio ha ido subiendo en las encuestas. Con el resto de partidos, Iniciativa Liberal, el CDS-PP… se formaría un bloque de centroderecha que sumaría también un 47%.

Otra cuestión abierta es cuál será el tercer partido más votado en las elecciones, y las opciones están repartidas: Bloque de Izquierdas, Iniciativa Liberal o Chega. El sondeo de la Universidad Católica da a cada una de estas formaciones un 6%.

¿Qiénes son los líderes?

António Costa, líder del PS, tiene algo menos de un 48% de aprobación como primer ministro, dos puntos menos que la semana pasada. Costa ha insistido mucho en afirmar que el PSD va de la mano de Chega y en acusar al centroderecha de tratar de “normalizar” al partido ultra. Según Costa, el PSD debería hacer como hizo Angela Merkel al cerrar el paso a Alternativa para Alemania. Costa ha dicho estar dispuesto a dialogar con todos los partidos menos con Chega.

 Rio, exalcalde de Oporto, se vio amenazado durante la crisis de noviembre por su rival Paulo Rangel. Ahora, sin embargo, cuenta con un 36% de encuestados que el ven como primer ministro.

Un seguidor del partido ultraderechista Chega y de su líder, André Ventura, esta semana en Portimao

Un seguidor del partido ultraderechista Chega y de su líder, André Ventura, esta semana en Portimao

Pedro Nunes / REUTERS

André Ventura es el líder de Chega y hasta ahora su único diputado. De 39 años, se marchó el PSD y fundó su partido en el 2019. La extrema derecha europea -incluida Vox, por supuesto- le apoya. Cree que el PSD considerará imprescindible pactar con él. Ventura, excomentarista deportivo, parece convencido de que Rui Rio acabará contando con su formación.

¿Qué puede ocurrir?

La gran pregunta es qué hará, en caso de ganar, el centroderecha del PSD, pactar con los ultraderechista de Chega o, por el contrario apostar por una “gran coalición”, al estilo alemán, con el PS. La línea del PSD de Rui Rio es moderada, y aunque pactó con Chega en las Azores, Río se ha mostrado dispuesto a negociar con Costa, de manera que, gane quien gane, podría gobernar en minoría sin tener que apoyarse en los extremos de derecha o izquierda.

El partido animalista PAN puede ser clave en toda negociación, un caso único en Europa. En la crisis de los presupuestos de noviembre se abstuvo en al votación. Los sondeos le dan ahora un 2% de intención de voto.

La peor de las hipótesis, desde luego, es que de las elecciones surja un gobierno débil.





Source link