• Jue. Sep 29th, 2022
Etiquetas principales

Escaso realismo francés, por Creemos que…

Ene 1, 1970 , , , ,



La política, en una democracia moderna, exige siempre pacto y realismo. Ante las presidenciales francesas de abril, la profusión de candidatos sin posibilidades reales muestra todo lo contrario. Los personalismos prevalecen frente a las alianzas, aunque ello signifique estar abocados a la derrota. Salvo que haya una sorpresa de última hora, la lucha entre los egos del radical Jean-Luc Mélenchon, el verde Yannick Jadot y la socialista Anne Hidalgo hará imposible que la izquierda llegue a la segunda vuelta. En la extrema derecha se arriesgan a lo mismo. Marine Le Pen y Éric Zemmour fracturan su electorado potencial. Incluso Emmanuel Macron, el gran beneficiario de la fragmentación entre sus rivales, cuenta con un aliado reticente, su antiguo primer ministro Édouard Philippe, que ha creado su propio partido con la vista puesta en el Elíseo en el 2027. El sistema francés, herencia de De Gaulle, es exageradamente presidencialista, mucho más que en Estados Unidos. Quizás eso explique, en parte, la alergia de los líderes a renunciar a su ambición en aras de un consenso.

Mostrar comentarios

Cargando siguiente contenido…





Source link