• Mié. Oct 5th, 2022
Etiquetas principales

¡Estalla la guerra maño-catalana!, por Joaquín Luna


Si el semanario satírico La Codorniz declaró la guerra a Inglaterra en pleno franquismo, no veo por qué privarme de dar por inaugurada la primera guerra baturro-catalana tras las hostilidades de Balaguer entre los presidentes barbudos, a despropósito de los Juegos Olímpicos.

Lo ideal sería que las tropas de Aragón y Catalunya empezasen por disputarse el Ebro, asesorados por sus respectivos expertos hidrográficos. Estabilizado el frente, y siguiendo las últimas tendencias bélicas, empezaría una guerra híbrida a fin de matarnos sin que nadie deje de ir a trabajar el lunes.

He aquí algunas ideas para una guerra híbrida entre aragoneses y catalanes por los Juegos

Yo, modestamente, como catalán y nieto de aragoneses, podría dirigir la fase de desmoralización de las huestes baturras con conocimiento de causa y algunas medidas indoloras y sostenibles.

reunión en Balaguer

                                                                                                                      

LV

A saber: supresión del tráfico en la calle Aragó, retirada del nombre de la calle Joaquín Costa de Barcelona, prohibición de los cromos de Carlos Lapetra y expropiación del Centro Aragonés, cuyos joteros perturban el descanso vecinal. Declaración de persona non grata a Lita Claver, la Maña . Especial Juego de vírgenes en TV3, en el que la audiencia votaría sobre: “En caso de que su trabajo peligre y su esposa le pille el móvil, ¿se encomendaría a la Virgen del Pilar, a la Moreneta o al fondo del Ebro?”. Entre los votantes, sorteo de un apartamento en segunda línea en la Costa Dorada, incautado a un matrimonio jubilado de Zaragoza por gentileza de la comisión de festejos jurídicos del Parlament.

A medida que los maños se fuesen irritando –desaconsejable–, modularía la tensión con astucia mediante un desafío de calçots en Valls entre el flamante campeón y el mayor tragaldabas de Rubielos de Mora o Mora de Rubielos, al que se descalificaría en caso de eructo, acidez o blasfemia.

Y más ideas: festival de rap comarcal en el pasaje Miquel Fleta en Castellbisbal con inserción de anuncios en catalán en el Heraldo de Aragón. O simposio en Vic: Dolores no era de Calatayud sino bruja y de Manlleu.

Y así, una vez desmoralizados los maños, los presidentes barbudos se mirarían a los ojos y firmarían la paz de Salou.

–¡A mis brazos, vecino!






Source link