• Vie. Oct 7th, 2022
Etiquetas principales

Funcas prevé que la banca reduzca más oficinas y empleados para ser rentable


“La rentabilidad de la banca será muy exigente en el 2022”, afiman los economistas de Funcas Santiago Carbó y Francisco Rodríguez, por lo que ven “previsible que continúen los ajustes de oficinas y empleados, al tiempo que captan nuevo talento con capacidades digitales comerciales y técnicas”. Así lo indican en el último número de Cuadernos de Información Económica , publicación editada por Funcas, en el que analizan las perspectivas de las entidades financieras españolas ante el 2022.

“Con la pandemia, la banca española ha atravesado su enésima prueba de fuego tras la crisis financiera. Ha sido capaz de aumen­tar su capacidad de financiación (entre otras cuestiones, con avales del ICO) y ha reforzado su solvencia. Sin embargo, el reto de la rentabilidad seguirá siendo muy exigente en el 2022, en particular en la medida en que los tipos de interés continúen siendo ultrarreducidos o negativos”, apunta el artículo de Funcas.

Horizontal

Imágenes de recurso de oficinas y cajeros del BBVA en Madrid 

EP

La eficiencia operativa continúa siendo una base indispen­sable para sus ingresos. Al cierre del ejercicio 2020, el número de sucursales en España se situaba en 22.299, frente a las 31.817 del 2014, lo que supone que una de cada cuatro sucursales existentes en el año 2014 había desaparecido. A su vez, el sector empleaba a 175.185 personas en el 2020, frente a los 203.305 trabajadores del 2014.

“Tras años de consolidación y ajustes estructurales en el sector, ahora parece que se da una nueva vuelta de tuerca en la transición hacia el modelo basado en plataformas, por lo que es previsible que continúen los ajustes en oficinas y empleados, al tiempo que se capta nuevo talento con capacidades digitales tanto comerciales como técnicas”, pronostican los expertos.


Lee también

Enric Tintoré

Sabadell

Carbó y Rodríguez también ponen­ el acento en la fuerte apuesta por la digitalización para atraer nuevos públicos. Un esfuerzo que ha derivado de un crecimiento­ acumulado de las inversiones tecnológicas en la banca de un 71,78% entre el 2014 y el 2020.





Source link