• Jue. Oct 6th, 2022
Etiquetas principales

Hacia la ‘paz caliente’, por Jordi Juan

Ene 1, 1970 , , , , ,


Michael McFaul, exembajador de Estados Unidos en Rusia en la administración de Barack Obama, conoció bien los gobiernos de Vladímir Putin y de esa experiencia resultó la publicación en el 2018 de un libro con un título ocurrente que se utiliza en exceso: De la guerra fría a la paz caliente . Si la vía diplomática abierta estos días entre Occidente y Rusia acaba culminándose para bien, es posible que el mundo pueda entrar en esta fase de paz caliente , con tensión entre bloques, pero sin que haya ningún tipo de guerras.

Lo que está claro es que no parece que el mundo vaya a ir hacia una globalización en positivo con las grandes potencias colaborando de forma pacífica y constructiva para aspirar a tener un futuro mejor. Sin ir más lejos, no se pierdan el trabajo realizado por Xavier Mas de Xaxàs en la sección de Internacional donde analiza un estudio de la Universidad William & Mary de Williamsburg (Virginia) que concluye que más de 70 países del mundo tienen contraídas deudas con China por valor, como mínimo, del 5% de su PIB. La estrategia china es muy clara: avanzar miles de millones para ayudar a estos países de África, Asia o Sudamérica con proyectos de infra­estructuras y conseguir, con ello, su dependencia futura.

Horizontal

Partida de ajedrez con las banderas de China y EE.UU. en el fondo

DADO RUVIC / Reuters

Rusia puede ser el siguiente país en caer en las redes de China si se confirman las sanciones económicas que Estados Unidos y Europa preparan contra el Gobierno de Vladímir Putin. Siempre es mejor que la respuesta de Occidente para frenar las amenazas rusas sea el castigo económico en lugar del militar, pero los negociadores deberán hilar muy fino para que Rusia no acabe formando un gran bloque geoestratégico junto a China. Las amenazas proferidas ayer por Joe Biden de cortar las exportaciones tecnológicas clave para sectores estratégicos rusos empujarán a Putin a buscarlos en China y pasar a depender más del país asiático.

Estamos ante la crisis más grave de seguridad desde los años de la guerra fría. Y se necesita mucha capacidad de negociación y persuasión para evitar el conflicto. Lo ideal sería vivir en un mundo en paz, pero ante el cariz que toman los acontecimientos nos conformamos con la paz caliente .





Source link