• Vie. Oct 7th, 2022
Etiquetas principales

Incertidumbre del sector hotelero en el final de campaña


La recuperación del turismo internacional, la fidelización del nacional en algunas modalidades de alojamiento como el camping y las altísimas temperaturas de este verano han permitido al sector turístico de la Costa Brava, la Costa Daurada y el Maresme alcanzar unas cifras de ocupación de entre el 80 y 90%, equiparables a las registradas antes de la pandemia. En algunos sectores como el de los apartamentos turísticos de Girona, los datos han sido incluso mejores que los de 2019.

Un idilio turístico que en el Baix Empordà se alargará este septiembre donde se prevén altas ocupaciones de hasta el 75% gracias al turismo francés y también a las reservas de última hora. “Los fines de semana estamos trabajando a tope”, explica Judit Lloberol, gerente del grupo Costa Brava Centre. En otros destinos como Lloret de Mar, la recuperación de congresos y turismo deportivo, muy menguado los años anteriores, también augura un buen octubre. Pero la mayoría encara el final de temporada con mucha incertidumbre. “No sabemos cómo irá, la subida de precios y la crisis nos preocupa”, afirman des de la Federació Provincial d’Hostaleria de Girona.

“Quizá algún dueño de casa rural no abra para ahorrarse el gasto en calefacción”, explica el sector

También en la Costa Daurada los hoteles de Cambrils, Salou o La Pineda registran estos días una buena ocupación, aunque echan en falta a los británicos, un colectivo que ha pinchado en un 20%, y que tradicionalmente les permitía alargar la temporada hasta octubre, así como el ruso, desaparecido del mapa por la guerra. El volumen de reservas será inferior al de los finales de temporada de antes de la crisis sanitaria.

Sí hay confianza, sin embargo, en los alemanes, holandeses y franceses, los más fieles y numerosos. Una clientela, la mayoría jubilados cuando se acerca el otoño, que son recibidos como agua de mayo en los campings. El 40% de estos alojamientos se mantienen abiertos fuera de temporada de verano, una palanca que desestacionaliza el turismo. “La temporada baja tiene un peso muy importante y se prevé que sea buena, si la meteorología es favorable”, explica el presidente de la Associació de Càmpings de Girona, Miquel Gotanegra.


Lee también

Gonzalo Toca Rey

Horizontal

La mayoría de establecimientos hoteleros de costa seguirán abiertos como mínimo hasta octubre, momento a partir del cual harán balance de una temporada muy marcada por la inflación y la subida de costes energéticos. “Hay dudas de si estos costes se han podido revertir en el cliente o bien han revertido en el bolsillo del empresario; a finales de año se verá si ese encarecimiento se ha traducido en menos beneficios”, explica Marta Domènech, secretaria de Turisme de la Generalitat. “Las cuentas de explotación estarán por debajo”, augura Xavier Guàrdia, portavoz de la Federació d’Empresari d’Hostaleria i Turisme de la provincia de Tarragona.

El sector de las casas rurales divisa el horizonte con preocupación. Con un agosto excelente y un septiembre “bueno”, especialmente en el alquiler de habitaciones por parte de parejas, el alza de precios preocupa. “Los propietarios están asustados, son casas grandes que hay que calentar; a lo mejor alguno no abrirá para ahorrarse el gasto de la calefacción”, explica Tere Vilà, gerente de la Associació de Turisme Rural de Girona.


Lee también

Sílvia Oller

01072022 Ambiente piscina Camping Resort Playa Montroig Espectáculo de animación en la piscina Principaldel complejo Este año cumplen 60 años no 40

También en el Maresme, con más de 30.100 plazas hoteleras, este ha sido el año de la recuperación. La comarca ha registrado una tasa de ocupación durante los meses turísticos de un 83,7% de media, mientras que en el mismo periodo de 2021 fue de un 61,2%, según el Consorci de Promoció Turística del Maresme. Se han contabilizado 3.014.972 pernoctaciones gracias a los 700.000 turistas llegados en verano. Son un 37,9% menos de pernoctaciones que el año pasado. Otro dato destacable es el descenso del turista español y el aumento del internacional, lo que sitúa los porcentajes en fechas de prepandemia y el incremento de las estancias.





Source link