• Vie. Sep 30th, 2022
Etiquetas principales

Irán presenta un misil balístico con un alcance de 1.450 kilómetros



La Guardia Revolucionaria de Irán ha presentado este miércoles un nuevo misil balístico con un alcance de 1.450 kilómetros. El anuncio se ha producido en medio de las conversaciones en las que se ha negociado el pacto nuclear de 2015 -acuerdo para que Irán no desarrolle armas atómicas- que se mantienen estos días en Viena. Además, la noticia ha llegado en plenas celebraciones del 43º aniversario del triunfo de la Revolución Islámica, el 11 de febrero de 1979, liderada por el ayatolá Ruholá Jomeiní.

El misil “Kheibar Shekan” o «destructor de castillos», ha sido presentado en la base Aeroespacial de la Guardia Revolucionaria, en presencia del jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas iraníes, el general Mohamad Hosein Baqerí.

“El arma estratégica es un misil de largo alcance de tercera generación desarrollado por la Guardia Revolucionaria, propulsado por combustible sólido y con la capacidad de penetrar escudos contra misiles”, informa la agencia de noticias Tasnim.

El misil podría alcanzar objetivos estadounidenses e israelíes

Irán ha desarrollado durante las últimas cuatro décadas una industria nacional armamentística con especial interés en los misiles. Esta nueva arma le permitiría alcanzar las dos bases que Estados Unidos tiene en la zona y objetivos en territorio de su principal  enemigo Israel, países que no quitan el ojo a Irán.

Los misiles balísticos iraníes son una fuente de preocupación para Estados Unidos, Europa y algunos países de Oriente Medio, como el ya mencionado Israel, aunque las autoridades de Teherán aseguran que solo tienen una función defensiva y disuasoria.

El programa balístico iraní, fue una de las razones que dio el expresidente estadounidense Donald Trump para retirar en 2018 a su país del acuerdo nuclear multilateral de 2015 y volver a imponer sanciones a Teherán, acuerdo que se está volviendo a discutir estos días.

Irán negocia ahora con Alemania, Francia, Reino Unido, Rusia, China, y Estados Unidos, de forma indirecta, para salvar el pacto que limitaba el programa nuclear iraní a cambio del levantamiento de las sanciones del resto de países.

La octava ronda de esas negociaciones se reanudó en Viena el martes con el objetivo de que Washington se una de nuevo al pacto y de que Teherán vuelva a cumplirlo plenamente.





Source link