• Mar. Sep 27th, 2022
Etiquetas principales

Juvillà rechaza repartir culpas por la pérdida de su acta y pide al independentismo aprender



Pau Juvillà, el ya exdiputado de la CUP inhabilitado por el TSJC por no retirar lazos amarillos del ayuntamiento de Lleida, se ha mostrado conciliador y ha rechazado repartir culpas entre el independentismo por la pérdida de su acta de diputado a instancias de la Junta Electoral Central y ha pedido al movimiento aprender para las próximas situaciones que se den. 

Juvillà ha revelado que a día de hoy no tiene ninguna comunicación del Parlament que le diga que ya no es diputado. En cualquier caso, ha certificado su condición de exdiputado porque, como ha contado, le ha llegado el SMS de la Tesorería de la Seguridad Social.

Lee también

«Haremos un flaco favor al país entrando en una trifulca para decir quién tiene la culpa», ha dicho Juvillà en una entrevista en El Matí de Catalunya Ràdio en la que ha querido pasar página de los reproches entre los partidos independentistas de los últimas días, empezando por la presidenta de la Cámara catalana, quien ayer culpó a ERC y la CUP de no aceptar su propuesta colectiva antirrepresiva que involucrara a todas las instituciones, partido, entidades y la ciudadanía.

«Ha habido muchas propuestas, todo el mundo hizo propuestas y no sé qué propuesta planteó Borràs pero la CUP está a favor de todas las propuestas para defender de la soberanía del Parlament», ha señalado el cupero, para quien «la culpa es muy negra y nadie la quiere, si la tiene que tener alguien ya me la cojo yo».

Han fallado cosas y tendremos que aprender»



Pau JuvillàExdiputado de la CUP

Por contra, Juvillà ha apostado por poner en valor «el camino que hemos hecho juntos» los partidos independentistas. El exdiputado ha reconocido que ha habido debates pero ha considerado que «se han hecho cosas que no se habían hecho hasta ahora». Sin embargo, también ha admitido que «han fallado cosas y tendremos que aprender» porque «desgraciadamente» – ha dicho- «tendremos nuevas oportunidades», en alusión a los casos de Eulàlia Reguant, Josep Maria Jové o Lluís Salvadó. «La gente está decepcionada y lo que debemos hacer es dar esperanza con un mínimo común denominador como la unidad antirrepresiva», ha añadido.

Sea como fuere, Juvillà ha atribuido su situación a la «presión del Estado español con un proceso de innovación judicial constante» y también a la presión de la JEC a los funcionarios, a los que nadie quiere involucrar. «España intenta llegar judicialmente donde no llega democráticamente», ha denunciado.

Evita personalizar su defensa en Borràs

Preguntado por si en estos días se ha sentido defendido por la presidenta de la Cámara, el exdiputado ha evitado personalizar en Borràs y ha explicado que se ha sentido defendido «por la mesa, por mi grupo y por mucha gente». Asimismo, ha indicado que no ha hablado con ella y lo ha justificado en que «ha sido una semana complicada».

Respecto a su estado de salud, después de explicar la semana pasada que sufre un cáncer, Juvillà ha asegurado que se encuentra «a tope» y tras afirmar que es «muy cuidadoso» con su intimidad ha contado que al coincidir dos pruebas clave con la reunión de la mesa a la que no pudo asistir tuvo que explicarse. En cualquier caso, ha opinado que decir que uno tiene cáncer «todavía es algo tabú» y ha admitido que ha caído en él. «La enfermedad da miedo y cáncer es una palabra grande», ha justificado.





Source link