• Mar. Sep 27th, 2022
Etiquetas principales

“La casualidad ha guiado mi vida”

Feb 10, 2022 , ,


Hace muchos años que Teresa Gimpera está retirada de los focos, pero todavía domina los trucos que la convirtieron en un mito. “Todo lo que sea luz cenital, fatal”, les dice a los fotógrafos que quieren inmortalizarla en el mítico restaurante Flash Flash, de Barcelona. “Tranquila, Teresa”, le responde uno de ellos. “Ya, pero soy yo la que aparece en las fotos”, comenta riéndose.

85 años de recuerdos personales y profesionales, anécdotas y vivencias de una época que Teresa Gimpera ha relatado al periodista Toni Vall. El resultado es el libro Així és la vida (Columna), que ha presentado presentó en el conocido restaurante barcelonés. «El título refleja mi manera de aceptar la vida», comenta la actriz

La actriz asegura que a pesar de su éxito no se sintió segura de sí misma hasta que cumplió los 70 años

“¿Cómo he podido hacer tantas cosas en la vida?” se sorprendía Gimpera en la docena de encuentros de tuvo con Vall. Había tenido muchas ofertas pero no se decidió a contar sus vivencias hasta que conoció a Toni Vall, en el 2020, autor de un libro sobre Bocacció.

“No son memorias como tal, en realidad son anécdotas y recuerdos, dice la que fue musa de la modernidad. Y Toni Vall añade: “Son capítulos cortos, precisos y concisos en el que se habla de la maternidad, del feminismo, de la muerte, del amor”. Y en este proyecto sólo hubo una premisa “no molestar a nadie, especialmente a mi familia”, explica Gimpera, que dice que después del libro “tengo una conversación pendiente con mis hijos, que me cuenten como vivieron ellos aquella época mía de ausencias”.

Presentación del libro Teresa Gimpera ,autor Antoni Vall- Teresa Gimpera en el Flash Flash -Foto Ana Jiménez

El periodista Toni Vall y Teresa Gimpera en la presentación del libro

Ana Jimenez

Fue a principios de los sesenta, cuando una joven madre de tres hijos realiza su primer trabajo como modelo para una campaña de cervezas. “Fui a buscar a mi primer marido a su trabajo, en Seix Barral, y un compañero suyo fue quien me lo propuso”. Ese fue el comienzo de una fulgurante carrera como maniquí, modelo publicitaria y actriz. “La mayoría de cosas que me han pasado en la vida han sido fruto de la casualidad”.

Casualidad, fotogenia, belleza nórdica y la gauche divine convirtieron a Teresa Gimpera en la imagen de la modernidad en una España franquista y en blanco y negro “estar casada y ser modelo estaba mal visto”. “Oriol Regàs y Xavier Miserachs me convencieron para posar desnuda y llena de sellos de Bocaccio y me convertí en la imagen de la discoteca, sin cobrar ni un duro porque eran mis amigos y sin aparecer por la discoteca porque estaba siempre viajando”, explica. “Trabajaba para ganar dinero, por eso he rodado 155 películas la mayoría olvidables”. Aunque también ha participado en títulos imprescindibles como El espíritu de la colmena, Fata Morgana o La guerra de papá.

Vertical

Teresa Gimpera con el logotipo de la discoteca Bocaccio estampado en su cuerpo.

Xavier Miserachs

La modernidad que ha representado Gimpera no ha sido solo por su físico. En 1966 dejó a su marido por el actor estadounidense Craig Hill, con el que estuvo hasta su muerte en el 2014. “Cuando empecé con él podrían haberme detenido en España porque era una mujer casada”.

Vitorio Gassman y Teresa Gimpera en el rodaje de 'El largo camino'

Vitorio Gassman y Teresa Gimpera en el rodaje de ‘El largo camino’

Filmoteca de Catalunya

Asegura que hasta que cumplió los 70 no se sintió segura de sí misma, y ahora con 85, sigue con su espíritu positivo disfrutando de la vida familiar con sus dos hijos (el tercero murió de sida), sus cuatro nietos y sus cuatro bisnietos y siguiendo el consejo de su médico: “en la vejez se ha de ser un poco inconsciente”.





Source link