• Jue. Oct 6th, 2022
Etiquetas principales

La CEOE analiza la propuesta de subida salarial del Gobierno tras rechazar un aumento menor en septiembre



La patronal CEOE analizará hoy en su comité ejecutivo la propuesta del Gobierno y los sindicatos de colocar el salario mínimo interprofesional (SMI) en los 1.000 euros al mes. Aunque no hay comentarios oficiales al respecto, el punto de partida es similar a septiembre cuando la CEOE se descolgó del pacto para incrementar el salario de referencia en 15 euros, hasta los 965. Ahora la propuesta que hay encima de la mesa supone más que duplicar la subida (35 euros, hasta los 1.000) la que ya fue rechazado hace solo cinco meses.

Desde septiembre, el principal cambio es que la inflación desbocada especialmente por los costes energéticos ha afectado aún más a los costes de las empresas. Desde la patronal Foment ayer se defendió que se “quiere recibir información sobre la propuesta que el Gobierno de España ha trasladado a la CEOE para poder analizar el impacto que podría tener en Catalunya”. Ese comunicado llegó horas después de que Javier Ibars, director de relaciones laborales de Foment, y Maria Ángeles Tejada, presidenta de la Comisión de Relaciones Laborales de Foment, dijeran en una rueda de prensa que actualmente “no es el momento” más oportuno de subir el SMI. Tejada recordó que “desde el 2016 el SMI ha subido un 50% y ya no está en niveles de 600 o 700 euros” como hace años.

Foment decide esperar a la reunión con la patronal española para fijar su postura

La semana pasada, la CEOE indicó que subir el SMI podría provocar una contracción importante del empleo, dado que aún hay empresas que no se han recuperado de la crisis, sobre todo las más pequeñas. En una línea semejante, ayer Ibars advirtió que un alza del salario mínimo puede perjudicar especialmente a los empleos de baja cualificación. En su opinión en los próximos meses se prevé un aumento de los despidos colectivos vía ERE (expediente de regulación de empleo). Según Ibars, este año algunos de los ERTE (expedientes de regulación temporal de empleo) de la pandemia se convertirán en ERE. Opinó que después de dos años de pandemia hay muchas empresas en una situación “muy dramática y muy crítica”. El responsable de Foment añadió que los grandes despachos de abogados en Catalunya están trabajando en muchos ajustes colectivos. El año pasado hubo 11.006 despidos por ERE en Catalunya, la cifra más alta desde la crisis del 2012.

Ese negro panorama sobre el incremento de los despidos colectivos se producirá en un en torno en el que se prevé crear un millón de empleos en España en dos años, de los que 600.000 serían este ejercicio. Tejada insistió en que hay dificultades para cubrir puestos de alta capacitación (80.000 en toda España) al tiempo que hay excedente de puestos de bajo valor añadido.

Sobre la negociación colectiva, el encargado de relaciones laborales de Foment estima que será uno de los años más complejos dada la inflación desbocada. Ibars se negó a dar una cifra sobre cuál debe ser el alza salarial aunque alertó sobre los efectos perniciosos de las peticiones de subida de los salarios de más de un 6,5%. La inflación interanual acabó el año en el 6,5% en España. “Seguramente la futura negociación colectiva es la más relevante que nunca hemos tenido”, insistió al tiempo que solicitaba un acuerdo marco de convenios que sirva de referencia.





Source link