• Mié. Oct 5th, 2022
Etiquetas principales

La ciudad californiana de San José impone a los dueños de armas un seguro



San José, ciudad que por su nombre daría a entender su tendencia a encomendarse a Dios y a las plegarias, se ha marcado un punto terrenal y pionero en Estados Unidos en la lucha contra la epidemia de las armas. Menos oraciones, rezar es la monserga que se repite en este país cada vez que se registra una desgracia de este tipo, y más acción para evitarlas.

Esta ciudad en Silicon Valley. la tercera más poblada en California (por detrás de Los Angeles y San Diego) y la décima en el país, cuna de emprendedores y una de las más caras y seguras en EE.UU., acaba de poner al borde del ataque de los nervios, y la ira, al lobby del rifle.

Ha quedado claro que la innovación no se aplica solo a los microchips. San José aprobó por una mayoría abrumadora que se requiera a los propietarios de armas que dispongan de un seguro de responsabilidad civil. Su finalidad será cubrir pérdidas o daños resultantes de su uso negligente o accidental.

Hay una segunda parte en la regulación local denominada “ordenanza de reducción de daños por armas de fuego” que todavía enerva más a los adoradores de la pólvora y las balas. Dice que los miles de poseedores de estos artilugios abonen una cuota anual al municipio.

Los propietarios de armas dicen que se viola el derecho constitucional sobre tenencia de armas

Este dinero se destinará a organizaciones sin ánimo de lucro para que inviertan en educación sobre seguridad en el uso de armas de fuego y servicios como prevención de la violencia doméstica, el suicidio o la salud mental.

Poco después de su aprobación ya se presentó la primera demanda en los juzgados para su anulación. Los propietarios sostienen que esta iniciativa viola los derechos establecidos en la Segunda Enmienda de la Constitución, la que garantiza la tenencia de armas.

Los que están a favor de esta ordenanza, liderados por el alcalde demócrata de la ciudad, Sam Liccardo, argumentan que esta medida tendrá un efecto disuasorio, incentivará la aplicación de mayor seguridad, lo que conllevará a una reducción de la violencia armada en San José.

Liccardo sostuvo que la obligación de un seguro similar al de los automóviles, que en caso de siniestro sale más caro, será un acicate para que los dueños tomen medidas de seguridad más estrictas. Entres las que citó guardar las armas de forma apropiada, con dispositivos que impidan el acceso a los niños. Las estadísticas indican que muchos muertos y heridos se deben a que los menores se hacen pistolas mal custodiadas.

La moraleja: una cosa son las plegarias, que se las lleva el viento, y otra tocar el bolsillo.





Source link