• Sáb. Oct 1st, 2022
Etiquetas principales

La selección del Barça

Ene 1, 1970 , ,


Xavi Hernández era el dueño del toque y la pausa. Luis Enrique, en cambio, devoraba kilómetros en formato torbellino, siempre en vertical. En su época de futbolistas se parecían como un huevo a una castaña. Pero con el traje de entrenadores, con matices, tienen gustos similares. El asturiano siempre está pendiente de lo que se cuece en la cantera blaugrana, ya que es un gran conocedor de cómo se trabaja en la cocina de la ciudad deportiva de Sant Joan Despí. Xavi, por su parte, ha puesto sus ojos en internacionales a los que el gijonés ha dado cancha en la selección española.

Si se mezcla la plantilla del Barça actual con la que se prevé para dentro de unos meses se puede confeccionar prácticamente un once inicial de internacionales españoles. Sólo faltaría un guardameta. Entre veteranos que se mantienen en la brecha para Xavi y Luis Enrique, jóvenes pujantes, incorporaciones recientes y pretendidos para el futuro inmediato se puede producir un mimetismo considerable entre el Barcelona y la selección española.

El Barça ascendió a Gavi y el seleccionador rápidamente lo convocó, aunque sólo tenía 17 años y pese a las aceradas críticas de una parte de la prensa madrileña que calificó la elección de capricho. Bastaron unos pocos minutos con la roja para que los mismos que habían censurado la llamada del chaval andaluz hicieran mutis por el foro y se dedicaran a ensalzar sus virtudes. No sería de extrañar en este sentido que Nico siguiera los pasos de Gavi si continúa rindiendo a buen nivel y es muy previsible que en los próximos compromisos de España el gijonés incluya en sus planes al recuperado Pedri, fundamental en la Eurocopa del pasado verano. Como lo habría sido Ansu Fati si no hubiera estado lesionado en la rodilla. A poco que consiga sacarse de encima el hospital de campaña que arrastra, el seleccionador apostará por Fati porque España no va sobrada de futbolistas con su instinto goleador. Si los jóvenes deleitan a Luis Enrique, los clásicos como Jordi Alba y, sobre todo, Sergio Busquets repiten presencias en la roja .

Entre jóvenes, incorporaciones, veteranos y futuribles aumenta el mimetismo entre el Barça y ‘la roja’

Pero esta combinación entre el Barça y la selección española no es unidireccional, sino una autopista de dos vías, un camino de ida y vuelta, con bifurcación en Manchester donde habita Josep Guardiola, gurú del modelo blaugrana. El conjunto barcelonista se hizo con los servicios en junio de Eric Garcia, habitual en el libreto de Lucho, y en el mercado de invierno el Barcelona decidió hacer saltar la banca (y más teniendo en cuenta el estado de sus arcas) al abonar 55 millones para contratar a Ferran Torres, los dos procedentes del City. Si algo ha demostrado el delantero valenciano es que rinde a las mil maravillas a las órdenes del asturiano.

Horizontal

Ferran Torres 

L. RICO / EFE

A estas dos incorporaciones se suma la del cedido Adama Traoré, que viene siendo utilizado puntualmente en la selección como revulsivo en el tramo final de los encuentros.

Esta nómina de internacionales debe ampliarse en el mercado de verano pues un valor seguro como César Azpilicueta termina contrato con el Chelsea y el Barcelona tiene muy bien encarrilada su contratación.

Con matices el entrenador blaugrana y el seleccionador demuestran gustos similares

Este elenco podría haber sido aún mayor si Xavi se hubiera salido con la suya a la hora de contratar a Álvaro Morata. El de Terrassa lo quería a toda costa para reforzar la delantera, y más con Ansu Fati fuera de circulación, pero el Atlético, dueño de los derechos del madrileño, cedido al Juventus, no se ha avenido a reforzar ahora a un rival directo.


Lee también

Anaïs Martí

WOLVERHAMPTON, ENGLAND - JANUARY 09: Adama Traore of Wolverhampton Wanderers runs with the ball during the Emirates FA Cup Third Round match between Wolverhampton Wanderers and Sheffield United at Molineux on January 09, 2022 in Wolverhampton, England. (Photo by Shaun Botterill/Getty Images)

Hace poco más de una década el Barcelona armó el mejor equipo de su historia bajo la batuta de Guardiola. Ya estaba Busquets, acompañado por Piqué, Puyol, Xavi, Iniesta, Pedro o David Villa, todos campeones del mundo en Sudáfrica. Después se le sumaría Alba para la Eurocopa del 2012. España aprovechó el estilo genuino del Barça y lo mezcló con la mano izquierda de Del Bosque. No se puede decir que este Barcelona viva ni mucho menos en aquellas coordenadas de éxito, pero sí se puede decir que la selección está funcionando, con unas semifinales europeas y un subcampeonato en la Liga de Naciones como actuaciones prometedoras. Quizás ahora el cuento haya empezado al revés y el Barça termine por recuperar el brillo.





Source link