• Mié. Sep 28th, 2022
Etiquetas principales

La UE, preparada para reaccionar

Ene 1, 1970 , ,


Esperando lo mejor, preparados para lo peor. Los ministros de Exteriores europeos acordaron ayer que Rusia se enfrentará a “consecuencias masivas” en caso de volver a atacar a Ucrania, un castigo que –recalcaron– irá mucho más lejos que en el 2014, cuando las tropas rusas invadieron Crimea, y que se prevé que afecte a diversos sectores económicos, incluidos el financiero y energético.

“Si la diplomacia fracasa, y vamos a hacer todo lo posible para que funcione, estamos muy avanzados en la preparación de las respuestas a una potencial agresión rusa. Será una acción rápida, decidida y unida”, resumió el alto representante de Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, que presidió la reunión. Mientras prosiguen los trabajos técnicos para poner a punto el posible castigo a Rusia, las instituciones europeas y los gobiernos trabajan también en planes de contingencia para amortiguar el golpe que inevitablemente tendría para la economía europea.

La UE, preparada para reaccionar
Video

LV_Civiles reciben entrenamiento militar en Ucrania


Por razones obvias, la Unión Europea trata con absoluta confidencialidad el contenido exacto de su respuesta a las hipotéticas acciones rusas en Ucrania, todavía más la gradualidad con que las aplicaría. “Este es el momento de las diplomacia, la distensión, la desescalada y la disuasión” pero “no se puede hacer disuasión dando detalles. No podemos permitir que nadie pueda hacer un cálculo”, y “puedo garantizar que las sanciones serán masivas”, subrayó el ministro de Exteriores, José Manuel Albares.

Los líderes de la Unión Europea se reúnen por videoconferencia con Biden para evaluar la situación

Algo más explícito fue su homólogo austriaco, Alexander Schallenberg, al insistir que “todo está sobre la mesa” al ser preguntado sobre las reservas de algunos países a la idea de expulsar a Rusia de Swift, la plataforma internacional de pagos. La ministra alemana de Exteriores, Annalena Baerbock, cuestionó sin embargo que “pegar con el palo más duro” sea siempre la mejor opción. La alternativa sería adoptar sanciones puntuales a determinados bancos rusos. “Serán sanciones nunca vistas”, zanjó su homólogo danés, Jeppe Kofod.

La reunión ministerial transcurrió en medio de un clima de creciente tensión entre Occidente y Rusia. La Alianza Atlántica advirtió a Moscú que está llevando a cabo un importante despliegue de fuerzas en su flanco oriental. El Kremlin, que insiste en que no planea invadir Ucrania, calificó estos movimientos de provocaciones.

FILE - In this photo released by the Russian Defense Ministry Press Service, a view of the joint strategic exercise of the armed forces of the Russian Federation and the Republic of Belarus Zapad-2021 at the Mulino training ground in the Nizhny Novgorod region, Russia, on Sept. 11, 2021. Russia's present demands are based on Putin's purported long sense of grievance and his rejection of Ukraine and Belarus as truly separate, sovereign countries but rather as part of a Russian linguistic and Orthodox motherland. (Vadim Savitskiy/Russian Defense Ministry Press Service via AP, File)

Ejercicios militares conjuntos entre Rusia y Bielorrusia el pasado septiembre 

Vadim Savitskiy / AP

La coordinación entre Europa y Estados Unidos se manifestó ayer en la presencia virtual del secretario de Estado, Antony Blinken, en la reunión de ministros de Bruselas, con quien conversaron alrededor de una hora, y la videoconferencia que, anoche, reunió a los principales líderes europeos con el presidente Joe Biden. La llamada forma parte de la “estrecha consulta y coordinación con los socios y aliados transatlánticos”, destacó la Casa Blanca, que convocó a los líderes de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el Consejo Europeo, Charles Michel; el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg; el presidente de Francia, Emmanuel Macron; el canciller alemán, Olaf Scholz; el primer ministro italiano, Mario Draghi; el presidente polaco, Andrzej Duda, y el primer ministro británico, Boris Johnson. Von der Leyen consideró «sustanciosa» la conversación: «Estamos preparándonos para todas las eventualidades en caso de que la diplomacia falle».

Bruselas reclama a Moscú que se siente a debatir con todos en los foros multilaterales

Las conclusiones aprobadas por los ministros europeos llaman a Rusia a comprometerse con la vía diplomática y evidencian una vez más el malestar de la Unión con la negativa de Moscú a incluirlos en sus conversaciones. Así, las capitales europeas reclaman al presidente Vladímir Putin que aborde sus demandas en foros internacionales establecidos como la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, donde se sientan tanto Ucrania como EE.UU. y Rusia. “La noción de las esferas de influencia no pertenece al siglo XXI”, reiteraron.

A pesar de la insistencia en la unidad transatlántica, el día arrancó con la noticia de la inminente evacuación del personal diplomático estadounidense en Ucrania, una decisión de la que la Comisión y las capitales europeas se desmarcaron de inmediato. “EE.UU. ha tomado una decisión y nosotros, otra. Pero sobre el fondo del asunto, sobre la amenaza y la respuesta, no hay ninguna división”, insistió Albares. Borrell, por su parte, llamó a “no dramatizar”, “evitar ataques de nervios” que pueden tener consecuencias financieras y no abandonar a Ucrania. Bruselas apuntaló ayer este objetivo con la propuesta de aprobar un paquete de ayudas al país valorado en 1.200 millones de euros para ayudarle a “hacer frente a sus necesidades financieras relacionadas con el conflicto”.

El Parlamento  Europeo envía diputados a Kíev; los países bálticos, armas

“¿Qué es lo más provocador para Rusia, una Ucrania débil o una Ucrania fuerte? Putin siempre ha usado las debilidades europeas para atacarnos”, plantea el eurodiputado y ex primer ministro de Lituania, Andrius Kubilius, miembro de la comisión europarlamentaria que el 30 de enero viajará Ucrania. La delegación visitará Kiev y los alrededores de la línea de demarcación de Crimea, controlada por Rusia desde el 2014. El alto representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, aplaudió la iniciativa, que demuestra “nuestra solidaridad y compromiso con Ucrania. Los países bálticos son partidarios, sin embargo, de un apoyo más explícito frente a las amenazas rusas y han decidido enviar armas al Gobierno ucraniano. Tras obtener el permiso de Washington, Estonia, Letonia y Lituania han anunciado que transferirán a Kíev misiles antitanques tipo Javelin y Stinger, ambos de fabricación estadounidense. “Ucrania es la línea de batalla que separa Europa del conflicto militar con Rusia. Afrontémoslo, la guerra con Ucrania está en marcha y es importante apoyarles para que resistan”, aduce el ministro de Defensa estonio, Kalle Laanet.


Participa en el Debate

Participación

El Debate de los Lectores sobre las tensiones en Europa del Este.






Source link