• Mié. Oct 5th, 2022
Etiquetas principales

Las barbas de tu vecino, por Jordi Juan

Ene 1, 1970 , , , , ,



Una de las personas que seguirán con mayor atención el desenlace de las elecciones que se celebran hoy en Portugal será Pedro Sánchez. Su Gobierno de coalición en España con UP guarda muchas similitudes con el que ha gobernado hasta hace pocas semanas en Portugal dirigido por el socialista António Costa y apoyado por el Bloque de Izquierda y el Partido Comunista. Las desavenencias en el gobierno portugués para aprobar los presupuestos han provocado el adelanto electoral, y las encuestas pronostican que las fuerzas están tan igualadas que el socialista Costa podría perder la presidencia en manos del conservador Rui Rio. Hoy saldremos de dudas.

Estas discrepancias en el seno del Ejecutivo portugués son muy parecidas a las que han existido en España entre el PSOE y UP. Seguramente los medios de comunicación estamos cansando a nuestros­ lectores de tantos roces, controversias y amenazas mutuas que les vamos explicando sobre la relación entre los dos socios, que, sin embargo, al final, siempre se ponen de acuerdo. El mejor pegament­o posible es el de mantenerse en el poder. Y Portugal puede­ servir hoy de argumento definitivo para no cometer locuras y aguantar todo lo que haga falta hasta el final de la legislatura.

Sánchez es plenamente consciente de que los tiempos de mayorías absolutas se han acabado en España y cada proyecto de ley se debe consensuar primero con los socios de gobierno y luego salir a buscar a las fuerzas que le apoyaron en la investidura. Como se demuestra cada día, no es una tarea nada fácil lidiar con los intereses de grupos como el PNV, Esquerra o Bildu, pero no hay alternativa posible. El PSOE es consciente de que el panorama no cambiará excesivamente después de las siguientes elecciones, por lo que prisas por adelantarlas no parece que existan en el palacio de la Moncloa.

Los nervios que deben de estar pasando estos días los socialistas portugueses son el mejor antídoto para evitar repetir la experiencia en España. Ya saben el dicho popular, cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar. A trancas y barrancas, pero el Gobierno está tirando adelante muchas iniciativas de calado y tiene los presupuestos aprobados. No hay prisa por adelantar las elecciones.





Source link