• Mar. Sep 27th, 2022
Etiquetas principales

Las tetas de Rigoberta, por Jordi Basté

Ene 1, 1970 , , , , ,



Puesta la palabra tetas en el titular de un artículo de La Vanguardia es probable que a más de uno le sorprenda e incluso más de dos lo rechacen. Lo siento. Bienvenidos al siglo XXI. Las tetas de Rigoberta están en un titular porque son las mías y porque me encanta el homenaje a las madres que nos cuidaron, nos amaron, nos enseñaron, nos educaron y, por supuesto, nos amamantaron y poco valoramos.

Las tetas de Rigoberta son las mías porque no escucho la canción ni en clave feminista ni de izquierdas, sino como un hijo de una generación que agradece a sus madres lo ofrecido y no agradecido. La clave de la letra es cuando dice “por tantas mama, mama, mama, mama…” y prosigue “todas las mama, mama, mama, mama…”. Por tantas y por todas. Eso es. Es un enorme agradecimiento (así lo entiendo yo) a las madres, por supuesto que en clave feminista porque es la revolución más imponente (y pendiente) que tenemos este siglo.

“Ma ma ma ma mamamamama mamama”, cantan los niños y los mayores

Pero sobre todo adoro las tetas y las mamas de Rigoberta porque su ritmo me hace cantar, me hace bailar y además me hace feliz en una época que cuesta que nos dejen. “Ma ma ma ma mamamamama mamama mamamama”, cantan los niños y los mayores como canción del verano en pleno invierno. Felicidad de ritmo, felicidad de texto…, un invento musical impecable como antídoto coronavírico.

Tanta alegría colectiva solo estropeada por el magreo político a las tetas eurovisivas de Rigoberta. Ridículo uso partidista de todos los colores parlamentarios (sonrojantes apoyos y esperpénticos rechazos), aunque los twelve points, douze points se los llevó Edurne Uriarte, del PP, que publicó un tuit delirante señalando a Bandini por declararse una catalana a quien le cuesta sentirse española (lea el texto íntegro, señora). A partir de aquí la victoria de Chanel es una más de las polémicas de Eurovisión, un gazpacho donde todas ganan, desde Bandini, que ya tiene la canción para seguir bailando; Tanxugueiras, que mezclarán gaitas con gin-tonics, y Chanel, que es quien irá a Eurovisión. También TVE, que suma audiencias con un sistema que en Catalunya conocemos (cinco jueces versus soberanía popular) y, claro, Twitter, donde pensamos que lo que pasa ahí es la verdadera encuesta de la vida.

“No sé por qué dan tanto miedo nuestras tetas”.





Source link