• Mar. Sep 27th, 2022
Etiquetas principales

López Obrador quiere hacer una «pausa» en las relaciones con España



El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, planteó hoy hacer «una pausa» en las relaciones con el Gobierno de España y también con las empresas españolas,  a fin de mejorar los vínculos. «Vale más darnos un tiempo, hacer una pausa. A lo mejor cuando cambie el Gobierno -el mexicano- ya se restablecen las relaciones», comentó el mandatario durante su conferencia de prensa matutina. 

López Obrador dijo que ambos países deben darse un tiempo para respetarse y que el Gobierno de España no vea a México como una «tierra de conquista». «Queremos tener buenas relaciones, pero no queremos que nos roben», apuntó el mandatario.

«Es el caso de las empresas españolas, si ahora no es buena la relación y a mí me gustaría que hasta nos tardáramos en que se normalizara, para hacer una pausa, que yo creo que nos va a convenir a los mexicanos y a los españoles, desde luego al pueblo de México y al pueblo de España», apuntó.

López Obrador dice que existía una «promiscuidad económica y política»entre los gobiernos de España y México

El presidente afirmó que existía un «contubernio arriba, una promiscuidad económica, política, en la cúpula de los Gobiernos de México y de España», durante unos «tres sexenios seguidos», dijo. Aseguró que en este caso, México era el que llevaba la «peor parte» porque «nos saqueaban».

«Entonces, vale más darnos un tiempo, una pausa», reiteró.

Como en otras ocasiones, el presidente hizo estas declaraciones al recordar presuntos actos de corrupción de las empresas españolas durante gobiernos anteriores.

En particular, nombró compañías del sector energético y de la construcción -Iberdrola, Repsol y OHL-que hicieron contratos con las Administraciones de Vicente Fox (2000-2006), Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018).

En reiteradas ocasiones López Obrador ha criticado la negativa de España de ofrecer disculpas a los pueblos indígenas de México por los abusos cometidos durante la conquista como él pidió para 2021, cuando se conmemoraron 500 años de la efeméride, rebautizada como «resistencia indígena».

López Obrado remitió al rey Felipe VI una carta reclamando que «el Estado español admita su responsabilidad histórica» por las ofensas cometidas durante la conquista y «ofrezca las disculpas o resarcimientos políticos que convengan».

El Gobierno, por su parte, ha minimizado en todo momento las críticas, que ha llegado a enmarcar en «los debates internos» del país azteca, y ha reconocido la importancia de la relación con México, «un socio estratégico», pero también ha dejado claro que no se disculpará por el pasado.

Asimismo el mandatario también ha acusado a las empresas españolas de ver todavía México como «tierra de conquista y saqueo», en particular tras la reforma energética de 2013 que abrió el sector a los privados.

A preguntas de los periodistas, que le han interrogado sobre la posibilidad de formalizar la «pausa», López Obrador ha respondido sin embargo que «no». «Eso no se puede hacer», ha alegado, para acto seguido especificar que sólo era un «comentario».

En los próximos meses vamos a reforzar mucho las relaciones con México»



José Manuel AlbaresMinistro español de Exteriores

Las palabras del presidente mexicano se producen menos de dos semanas después de que el ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, José Manuel Albares, asegurara durante una comparecencia en el Senado que había «interés de abrir una nueva página». «En los próximos meses vamos a reforzar mucho las relaciones con México», adelantó.

Días antes, su departamento había concedido finalmente el plácet al nuevo embajador de México en Madrid después de que se hubiera especulado con que el retraso pudiera ser algún tipo de represalia por la postura crítica con España y con su pasado colonial que ha venido manteniendo López Obrador.

El presidente mexicano anunció en septiembre que el embajador en España sería Quirino Ordaz, gobernador en ese momento de Sinaloa y un destacado dirigente del PRI. No obstante, no fue hasta noviembre, una vez Ordaz había dejado el cargo, cuando se solicitó formalmente a España el plácet para el nuevo embajador.






Source link