• Mié. Oct 5th, 2022
Etiquetas principales

Los comunes dan por hecho que la mesa de diálogo no se reunirá hasta la primavera



La mesa de diálogo entre los gobiernos español y catalán debía celebrar su tercera reunión, la segunda con Pere Aragonès de president, este mes de enero que termina hoy y no solo no se ha celebrado sino que no tiene fecha fijada ni hay previsión de que se fije en breve. La convocatoria de elecciones en Castilla y León a finales de diciembre supuso la apertura de un nuevo ciclo electoral en España que ha cambiado todas las coordenadas políticas.

Así lo ha dado a entender este lunes el diputado de En Comú Podem y secretario primero de la mesa del Congreso, Gerardo Pisarello, preguntado en el programa Cafè d’Idees de la 2 por si podía confirmar que la mesa no se volvería a reunir antes de primavera.

Lee también

«El problema es que tenemos un calendario electoral que no ayuda», ha reconocido Pisarello y ha añadido que la inminencia de las elecciones en Castilla y León genera «muchos cálculos por parte de los partidos sobre cómo introducir el tema catalán». El diputado ha señalado que el PSOE teme perder apoyo electoral en otras partes de España por la cuestión catalana.

«Siempre hemos defendido que debería convocarse ya», ha explicado el diputado morado, quien ha reiterado que entre los temas que debería tratar este foro de forma prioritaria sería el de la reforma de los delitos de sedición y rebelión, una iniciativa prometida por el Gobierno en el 2019 y que ha desaparecido de sus planes con el argumento de que no hay mayoría suficiente en el Congreso. Pisarello ha replicado que sí que ve esta mayoría necesaria pero que la cuestión está nuevamente en el PSOE al que no ve «realmente en eso». «Eso no significa que las conversaciones bilaterales no estén funcionando», ha advertido no obstante.

También se ha pronunciado sobre la cuestión la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, quien ha asegurado que no le consta que el Gobierno haya decidido aplazar la reunión de la mesa de diálogo hasta la primavera.

Presión sobre ERC para la reforma laboral

Pisarello también se ha referido a la reforma laboral pactada entre los agentes sociales y cuyo decreto debe ser convalidado  el jueves en el Congreso. Para el diputado morado, sería un «drama» aprobarla con Ciudadanos porque supondría un giro a la derecha, lo que a su juicio, «sería malo para la mayoría de la ciudadanía y el modelo económico que defendemos» y ha abogado por hacerlo, sin cambios, con la mayoría de la investidura, por lo tanto con ERC, que se ha mostrado hasta el momento contraria a dar su voto.

«Entramos en el Gobierno para evitar que el PSOE pactara con Cs», ha insistido el diputado de los comunes, quien espera alcanzar un acuerdo con el bloque de la investidura para aprobar la reforma sin introducir cambios porque «es un acuerdo muy delicado a tres bandas», entre el Gobierno, los sindicatos CCOO y UGT y «con una parte de la patronal». En este punto ha recalcado que el acuerdo se ha alcanzado solo con la CEOE «pero no con toda la patronal, porque hay una parte que está en contra». En cualquier caso, ha dicho, se puedan realizar cambios a través de «otras normas que se pueden discutir en otras leyes u otros decretos».

Con respecto a ERC, ha indicado que «no contempla» su rechazo en las votaciones en el Congreso, ya que «mientras que en el País Vasco hay un ecosistema sindical propio y se pueden entender las dudas de Bildu y el PNV, en Catalunya ERC mantiene vínculos con UGT, y ha tenido consellers de este sindicato, además de tener gente en CC.OO.».





Source link