• Mié. Oct 5th, 2022
Etiquetas principales

Los engaños del Kremlin

Ene 1, 1970 , , ,


El Kremlin está intensificando la desinformación de sesgo no tanto pro-ruso como antioccidental en Ucrania, un paraíso del engaño, según varias organizaciones académicas de Kíev. “Rusia despliega tres frentes: el militar, el diplomático y el informativo, una pata tan importante como las otras. Y son unos maestros en la desinformación”, estima Nicolás de Pedro, jefe de investigación del Institute For Statecraft de Londres.

Maestros y decanos porque la Unión Soviética se dotó de poderosos órganos de propaganda desde su fundación en 1922, siguiendo la máxima de Vladimir Lenin: “la información es un arma no muy diferente de las bombas”. Cien años de tradición.

Ucrania es uno de los frentes “informativos” más activos para Rusia desde el 2014, año en que sus tropas ocuparon la región del Donbás y la península de Crimea. En este período, las manipulaciones informativas han abundado aunque muchos consultados las consideran epidérmicas en comparación con la creación de corrientes de opinión.

La televisión pública rusa llegó a informar de que un niño había sido crucificado en una plaza de Ucrania a modo de escarmiento

El ejemplo más sonado de noticia falsa fue la supuesta crucifixión por parte del ejército ucraniano de un niño de tres años en 2014, un bulo difundido por el Primer Canal, televisión pública rusa. La historia era impactante –el supuesto escarmiento fue público-, salvo que falsa. Completamente falsa. Un organismo ucraniano dedicado a verificar noticias, StopFake, desmontó el bulo, con el consiguiente prestigio y aumento de su financiación, privada, contrato incluido con Facebook para contrarrestar la desinformación rusa. A mediados del 2020, “Zaborona”, un medio ucraniano pro-ruso, les asoció con la extrema derecha del país, acusación que deniegan rotundamente pero que sembró dudas y dejó en el aire la eterna pregunta de ¿y quién controla al controlador?

Kremlin

Exterior del palacio del Kremlin en Moscú

LV

“El problema de fondo va más allá que las noticias falsas como la crucifixión o la muerte de otro niño, en abril pasado, atribuida a un dron del ejército ucraniano –sostiene Oleksandra Tsekhanovska, responsable analítica del Ukraine Media Center, una organización que trata de denunciar la desinformación rusa-. El problema es la estrategia adoptada a partir del 2017 que consiste en lanzar una campaña antioccidental en Ucrania después de que fracase la desinformación más ‘positiva’ sobre la armonía entre rusos y ucranianos y lo mucho que Rusia les quiere. Desde hace tres años, el mensaje ya no es pro-Putin sino anti todo lo occidental, del estilo ‘os manipulan’, ‘no les importáis’. Y eso, lamentablemente, ha calado en una parte de la sociedad ucraniana”.

«Rusia ha conseguido que los ucranianos sean invisibles en esta crisis»

¿Si la desinformación rusa ha alimentado a los que asaltaron el Capitolio o a quienes creen en Europa occidental que las vacunas son maléficas, cómo no iba a calar entre los ucranianos, que se han sentido desatendidos estos años por la supuesta tibieza europea? “La desinformación rusa tiene una gran capacidad para moldear las percepciones y ganar el relato. Son muy eficaces a la hora de inflamar estados de opinión larvados en su beneficio, como, por ejemplo, el antiamericanismo o las reservas sobre la OTAN en España y terminan influyendo -dos pájaros de un tiro-, tanto en sectores de extrema izquierda como extrema derecha”, estima Nicolás de Pedro. Así, Moscú ha logrado que a ojos de muchos europeos “los ucranianos sean invisibles en esta crisis. No sonprotagonistas sino que parecen los invitados de una fiesta”.

Manifestación ultranacionalista en Kíev con ocasión del día nacional de Ucrania

Manifestación ultranacionalista en Kíev con ocasión del día nacional de Ucrania

LV

Alina Mosendz-Manser es editora en español de StopFake. “Estos meses hemos visto un aumento de la desinformación sobre Ucrania desde los medios rusos y los que se basan en Ucrania pero repiten la narrativa de la propaganda rusa. Son campañas bien dirigidas desde un centro muy preciso. ¿Si la desinformación es una calle de dos direcciones? Ucrania sólo se defiende y trata de desmentir. Y no hay que olvidar que es Rusia quien ocupó regiones de Ucrania y no al revés”.

«Las virtudes de las sociedades ilustradas -la duda y la conciencia moral- permiten, parajódicamente, la desinformación rusa»

El diagnóstico de los ucranianos es perfectamente extensible a sociedades en apariencia más sofisticadas o poderosas, como Estados Unidos y la UE, estima Nicolás de Pedro. No se puede pedir a los ucranianos que sean capaces de contrarrestar el chaparrón de manipulaciones cuando nuestras sociedades no lo han hecho. “Y los ucranianos carecen de un relato propio”, señala este experto español en desinformación.

La politóloga Mira Milosevich-Juarista diseccionaba, en una colaboración con el Real Instituto Elcano, esta vulnerabilidad que tanto explota Rusia y convierte nuestras sociedades en cauces fáciles para la propaganda. “El flanco más vulnerable de Occidente se halla en la concatenación de sus crisis, en el relativismo postmoderno que considera que no existe una verdad de los hechos sino sólo diferente tipos de narración y, paradójicamente, en las dos virtudes de las sociedades ilustradas: la duda y la conciencia moral, que permiten a la desinformación rusa desacreditar fácilmente el sistema de la democracia liberal”.

Participa en los Debates





Source link