• Mar. Sep 27th, 2022
Etiquetas principales

Los Juegos se enfrían, por Màrius Carol

Ene 1, 1970 , , , , ,



El verdadero responsable de que la candidatura Pirineos-Barcelona para los Juegos de invierno fuera adelante es Xavier Trias. El asunto llevaba meses rondando en la mesa del alcalde y la capital catalana celebró el Campeonato del Mundo de natación en el 2013. Trias convidó a cenar en la terraza del Consistorio a una veintena de miembros del COI presentes para asistir a las competiciones y los invitó a comprobar que podían desayunar frente al mar en el hotel Vela y hora y media después estaban a pie de pistas en La Masella. No se lo creyeron hasta que lo verificaron. La familia olímpica le animó a presentar la candidatura, porque esta cercanía la convertía en poco menos que imbatible.

Es verdad que en estos ocho años y medio han ocurrido muchas cosas: Ada Colau se convirtió en alcaldesa, el procés puso en el ojo del huracán a Catalunya y ERC alcanzó su sueño de presidir la Generalitat. Dicho de otro modo, Colau es refractaria a que la ciudad sea sede de acontecimientos deportivos internacionales, el procés no ha hecho ganar complicidades en el resto de España y ERC en el poder resulta ser una fuerza que intenta comprometerse lo mínimo en todo, no sea que pierda un voto.

Fue más fácil que las dos Coreas desfilaran juntas el 2018 que no que pacten Aragonès y Lambán

En este contexto, el proyecto de los Juegos no tiene ningún futuro. Y no resulta fácil de explicar que Aragonès se marque como objetivo culminar la independencia y luego vaya de la mano del COE para conseguir las Olimpiadas de invierno del 2030. Como en el chiste de los vascos que se encuentran un reloj en el bosque: o vamos a setas o vamos a Rolex.

Pero la traca final de este despropósito (que no propósito) es que la comunidad de Aragón, que quiere participar de los Juegos porque dispone de pistas e instalaciones de primer nivel, sea maltratada por la parte catalana, negándole incluso hacer una conferencia de prensa conjunta y una foto del encuentro de los dos presidentes en Balaguer para quitarle protagonismo. Y como dijo el jefe del gabinete de Aragonès al jefe del gabinete aragonés: “No estamos dispuestos a que llenéis de banderas españolas los Pirineos”. Visto lo visto, fue más fácil que las dos Coreas desfilaran juntas en los Juegos de Pyongyang en el 2018. Y eso que formalmente la guerra no ha concluido.





Source link