• Jue. Sep 29th, 2022
Etiquetas principales

Los partidos italianos se encomiendan a Mattarella para salir del bloqueo


Después de seis días de negociaciones extenuantes y de continuadas votaciones fallidas para elegir al futuro presidente de la República, los partidos italianos han llegado a la conclusión que la única salida posible es que todo siga como está. Todas las formaciones, excepto los ultraderechistas Hermanos de Italia, han dicho este sábado que la solución para salir del bloqueo es implorar al actual jefe de Estado, Sergio Mattarella, que posponga su jubilación y repita en el cargo.

Mattarella, de 80 años, había dejado clarísimo que no tenía ninguna intención de quedarse, también porque supondría forzar la Constitución. Su equipo había publicado fotografías de cajas empaquetadas en sus despachos. La única vez que ha ocurrido algo semejante fue con Giorgio Napolitano en el 2013, cuando volvió a ser elegido. Dimitió dos años más tarde, cuando fue elegido el actual jefe de Estado.

LV_  Los partidos italianos se encomiendan a Mattarella para salir del bloqueo

El presidente Sergio Mattarella junto a la presidenta del Senado, Elisabetta Casellati, y el de la Cámara, Roberto Fico, este sábado en Roma.

ITALIAN PRESIDENCY / Reuters

Mattarella, de 80 años, había dejado clarísimo que no tenía ninguna intención de posponer su jubilación

Pero llegados a este punto, el nombre de Mattarella, la figura más respetada por los italianos, parece ser el único que puede garantizar la unidad en un momento muy difícil para Italia, cuando todavía atraviesa una fase complicada de la pandemia y se deben implantar las reformas necesarias por el plan de recuperación europeo. El gran favorito era Mario Draghi, pero el miedo a no encontrarle un sustituto como primer ministro ha prevalecido. El impás es tan grande que hasta Draghi ha llamado a Mattarella para pedirle que renueve su puesto.

“Los italianos no se merecen más días de desconcierto. Tengo la conciencia tranquila, he hecho numerosas propuestas, todas de alto nivel, todas rechazadas por la izquierda. Defendemos que Mattarella sigua en el Quirinal (sede de la Jefatura del Estado) y Mario Draghi en el Gobierno», ha declarado Matteo Salvini, líder de la Liga. También Silvio Berlusconi (Forza Italia), Enrico Letta (Partido Demócrata), Matteo Renzi (Italia Viva) y Giuseppe Conte (Movimiento 5 Estrellas) y Roberto Speranza (Libres e Iguales), los líderes políticos que conforman la actual coalición gubernamental, han dado a entender el mismo mensaje.


Lee también

Anna Buj

FILE - Former and present Italian Premiers Silvio Berlusconi, left, and Mario Draghi, right, are seen during a press conference at Chigi Palace,in Rome, on Oct. 8, 2008. Italyâ#{emoji}128;#{emoji}153;s lower chamber of parliament on Tuesday set Jan. 24 as the start date to begin voting for a new Italian president, officially kicking off a campaign that is expected to see Premier Mario Draghi and ex-Premier Silvio Berlusconi vie for the prestigious job. The victor, who is chosen by around 1,000 â#{emoji}128;#{emoji}156;big electors

La salida de Mattarella ha sido el remedio encontrado después del último fracaso en las negociaciones. Tampoco en el séptimo voto de esta mañana ha habido fumata blanca. El último nombre que había circulado con fuerza había sido el de Elisabetta Belloni, jefa de los servicios secretos, después que tanto Salvini como Conte anunciasen anoche que trabajaban para colocar a una mujer en el cargo más alto del Estado. Pero en pocas horas fue descartada por el resto de formaciones al considerar que es demasiado delicado que la jefa de los espías ascienda directamente a la jefatura del Estado. El expresidente de la Cámara de Diputados Pier Ferdinando Casini, un democristiano que algunos creían ideal para el cargo, también ha asegurado este sábado que se debe optar por la vía Mattarella.

Así que Italia, de nuevo, volverá a la casilla de salida. Pero por el camino los partidos han sufrido un enorme desgaste. Sufre sobre todo la figura de Salvini, cuyo liderazgo del bloque de derechas ha quedado en entredicho tras el episodio de Belloni y el fracaso de proponer a Elisabetta Casellati, la berlusconiana presidenta del Senado, que no logró ni siquiera los votos de todos los representantes derechistas. Sale reforzada en cambio su rival más directa, Giorgia Meloni, de Hermanos de Italia, el único partido que no apoya a Draghi en el Ejecutivo. El ambiente se ha emponzoñado peligrosamente, lo que podría tener consecuencias en la estabilidad del Ejecutivo.

Horizontal

Tampoco en la séptima votación ha habido fumata blanca

Remo Casilli / AP

Los líderes parlamentarios han acudido inmediatamente al Quirinal para suplicar formalmente a Mattarella que haga un último servicio al país, y que sea votado en la octava votación que tendrá lugar esta misma tarde. Lo más probable es que, si termina aceptando, no permanezca otros siete años, sino que dimita, como hizo Napolitano, cuando existan las condiciones políticas para hacerlo. Si todo termina así, el espectáculo de esta semana será un fracaso monumental de la política italiana.





Source link