• Vie. Oct 7th, 2022
Etiquetas principales

Los territorios prorrusos de Ucrania empiezan a votar para unirse a Rusia



Los referéndums exprés convocados por las autoproclamadas Repúblicas Populares de Donetsk (RPD) y Luhansk (RPL), así como las autoridades prorrusas de Jersón y Zaporiyia han comenzado este viernes en el primer paso para que estos cuatro territorios de Ucrania puedan ser anexionados próximamente por Rusia.

Las votaciones, rechazadas por el Gobierno de Ucrania y por Occidente como una «farsa» para cumplir con los planes del Kremlin sobre su país vecino, durarán cinco días: desde este mismo viernes 23 de septiembre hasta el martes día 27.

Jornadas distintas

Los primeros cuatro días los ciudadanos podrán votar en casa o en lugares especiales. El último, se abrirán colegios

Durante los primeros cuatro días, los ciudadanos pueden votar en sus domicilios y en lugares especialmente habilitados para ello. Sólo en el último se abrirán los colegios electorales habituales», señaló a Interfax la jefa de la comisión electoral de la región de Zaporiyia, Galina Katiúschenko. El mismo sistema se usará en las otras regiones.

Los jefes prorrusos de estos territorios anunciaron la organización de estas votaciones a la carrera a principios de esta semana, 19-20 de septiembre.

La RPD y la RPL, en el este de Ucrania, se declararon independientes en 2014 pero Rusia sólo las reconoció como estados soberanos el pasado mes de febrero, a los pocos días de que el presidente ruso, Vladímir Putin, ordenara el inicio de la «operación militar especial» y comenzara el mayor conflicto armado en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

Votación «ficticia»

Los países occidentales no van a reconocer los resultados y la UE a advertido de nuevas sanciones

Las autoridades de estas entidades preguntarán a los votantes si apoyan el ingreso en Rusia. En las regiones de Jersón y Zaporiyia, en el sur, la papeleta de votación también contendrá la pregunta de si se apoya la formación de un estado independiente en estas regiones, al estilo de las dos primeras.

La decisión que pretenden tomar afecta a todo el territorio de la provincia ucraniana, aunque de lejos las tropas rusas lo controlan todo. Las autoridades rusas de Zaporiyia pretenden también declarar la independencia de toda la región, incluida la capital (del mismo nombre), que sigue bajo control ucraniano.

Las tropas rusas y prorrusas controlan casi en su totalidad la provincia de Luhansk, pero tras la contraofensiva que este mes desalojó a los rusos de la de Járkiv, y dependiendo del empuje ucraniano, podrían retroceder. El lunes Ucrania anunció que sus tropas habían recuperado varias poblaciones de Luhansk, incluida Bilohórivka, a tan sólo 6 kilómetros de Lisichansk, la última ciudad que los rusos tomaron el pasado julio, cuando dieron por totalmente controlada toda la región.

Tras siete meses de intervención militar, Moscú no ha logrado vencer la resistencia ucraniana en Donetsk y controlan sólo el 55 %.

En Jersón la mayoría del territorio está en manos rusas, pero el ejército ucraniano aún tiene presencia. Y en Zaporiyia, más de la mitad la controlan los rusos, algo menos los ucranianos.

El miércoles 21 de septiembre, un día después del anuncio de los referéndums, Putin decretó una movilización militar parcial para reclutar e incorporar a su campaña ucraniana a 300.000 reservistas. Los centros de reclutamiento empezaron a citar a los futuros soldados el mismo miércoles y en los días posteriores se han difundido imágenes de hombres jóvenes camino a centros de entrenamiento antes de su destino final, en la mayoría de los casos, el frente de guerra en Ucrania.

En su mensaje a la nación difundido por televisión, Putin aseguró que apoyará el resultado de los referéndums.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, aseguró que estas votaciones no cambia nada de su tarea para liberar a su país de la presencia rusa. Dimitro Kuleba, ministro de Exteriores ucraniano, dijo que Kyiv «en el futuro liberará» estos territorios, «sin importar lo que digan en Rusia».

Los países occidentales, encabezados por Estados Unidos, Francia y Alemania, no van a reconocer los resultados de los referendos, y han calificado estas jornadas como «ficticias» o «farsa». La Unión Europea ha advertido con aplicar nuevas sanciones contra Rusia.





Source link