• Mar. Sep 27th, 2022
Etiquetas principales

Nieva en Nueva York, nieva en todo el mundo

Ene 1, 1970 , , , ,


Una conversación de ascensor, donde en tan poco espacio se descubren tantas cosas, para ponerse en el ambiente del Nueva York a nueve grados bajo cero por el efecto del ciclón bomba, uno de los mayores en 44 años. Un matrimonio tirando hacia la mediana edad conversa rumbo a la sexta planta.

«Menos mal que he dejado las tenis y me he puesto las botas», dice él. Las botas parecen de estreno. «Sí, habría sido un desastre», responde ella. «No es un día muy adecuado para llevar unas bambas», interviene un vecino. El hombre replica. «Somos de Los Ángeles y es la primera vez que vemos nevar de esta manera en una ciudad», confiesa. El vecino insiste. «Pues disfrutad hoy, que esto mañana será horrible».

Horizontal

Máquinas quitanieves en una de las principales avenidas de Nueva York, en Estados Unidos 

Peter Foley / EFE

Nieva en Nueva York, nieva en todo el mundo.

Que la tan anunciada nevada había llegado a la Gran Manzana se certificó en la madrugada del sábado. El tráfico había desaparecido y resultaba edificante a esas horas escuchar el silencio, tan inhabitual, solo roto por el paso de las máquinas quitanieves.

Horizontal

Un trabajador con una máquina retirando nieve de una acera de Nueva York 

Peter Foley / EFE

La costa este de Estados Unidos estaba siendo azotada por una tormenta feroz, que llevó a acumulaciones de hasta 60 centímetros de nieve. Esto hizo que gobernadores de Nueva York, Nueva Jersey, Massachusetts y otros estados declararan la situación de emergencia.

La acumulación en áreas costeras de Nueva Jersey estuvo por encima de los 38 centímetros, mientras que en Nueva York había unos 30 centímetros. «Esto puede ser una amenaza para la vida de los ciudadanos», advirtió la gobernadora neoyorquina, Kathy Hochul.

Horizontal

Transeúntes caminando por Central Park durante el temporal de nieve en Nueva York 

Peter Foley / EFE

El ciclón bomba había supuesto a media jornada la cancelación de 6.000 vuelos para este fin de semana. El servicio ferroviario se paró prácticamente en toda la región y el servicio de Long Island canceló sus operaciones. El impacto de la tormenta provocó en Massachusetts el corte del suministró eléctrico de 114.000 clientes, de un total de 2,5 millones. Boston se hallaba bajo advertencia de peligro. En algunas zonas del estado se auguraban hasta 113 centímetros de acumulación de nieve.

Horizontal

Transeúntes caminando por delante de la Escuela de Arquitectura y Planificación del MIT en Cambridge, Massachusetts 

NICHOLAS PFOSI / Reuters

«Esta tormenta va a ser una para el libro de récords», sostuvo la alcaldesa de Boston, Michelle Wu. «No solo esperamos mucha nieve, sino que sea de una gran intensidad en poco tiempo», añadió. En esta ciudad temían que fuera todavía peor que el «blizzard» de 1978, que «enterró» a los bostonianos con 69 centímetros de nieve.

Los cortes eléctricos también afectaron a Nueva Jersey y, en menor medida a Nueva York. La gobernadora Hochul indicó que la evolución se había demotrado más de lo previsto, con más horas de nevada y que, por tanto, los operativos de limpiezan iban con retraso. En algunos lugares esto se complicó por la falta de mano de obra.

Horizontal

Trabajadores retirando nieve en Columbus Circle, en Nueva York 

Peter Foley / EFE

Nueva York volvió a ser la ciudad de las palas. Cada edificio tiene la responsabilidad de limpiar la zona acotada y a eso se entregaban los operarios o los mismos vecinos, no sea que alguien patine, se rompa algo y les ponga una demanda millonaria.

Como pudo comprobar el matrimonio de Los Ángeles en su visita familiar, Manhattan adquiere un tono entre la anestesia y la cámara lenta en casos como este. Se tiene la impresión de que el tiempo se detiene. Hay poca actividad. Como dijo el alcalde Eric Adams, «es un buen día para quedarse en casa».

Horizontal

Ciudadanos practicando esquí de fondo en el río Charles, en la ciudad de Cambrigde, en Massachusetts 

NICHOLAS PFOSI / Reuters

La calma se mantenía, pero esta metereología no desanimó a los amantes del esquí de fondo a coger su equipo y desplazarse a recorrer Central Park deslizándose. En el gran bosque neoyorquino, como ocurre siempre en estos casos, familias enteras con niños pequeños y adolescentes convirtieron el parque en pistas para trineo.


Lee también

Andrea Amantegui Guezala

LV_California sufre la mayor nevada en décadas





Source link