• Mar. Sep 27th, 2022
Etiquetas principales

No saber votar, por Carlos Zanón

Feb 6, 2022 , , , ,



Se empieza por insertar el gusano de que democracia solo es votar y se acaba por no saber ni hacerlo. Técnicamente. No ya votar bien. Lisa y llanamente, votar. Ponga usted un señor de Cáceres o un jurado profesional. Ponga usted a quien sea. Así se vacían las instituciones, así se queman los Reichstag, así Neil Young se nos va de Spotify. Tiempos salvajes estos en los que los seres humanos sobramos y nos equivocamos con la tecla y, ante la duda, suspendemos sesiones, comisiones, programas, ayudas para la vivienda pero no noches de cocaína y tila. Tiempos en los que nuestras ocurrencias son verdades y nuestros caprichos, normas de comportamiento y aunque lo de que el resto vota mal era un hecho aceptado si no axioma ya, ahora nos facilita además una excusa para ponerte astas de ciervo y no ir a clase hasta que me apetezca.

No sabemos votar ni una canción para Eurovisión ni una derogación de una reforma legislativa. Te pasas el día aceptando cookies sin saber qué son, creyendo que la filosofía y la ética son tipos obstinados embutidos en túnica y se acaba dejando a Rigoberta Bandini fuera de concurso con la ilusión que nos hacía por John Fante.

No sabemos votar ni una canción para Eurovisión ni la derogación de una reforma legislativa

Y a todo esto, cunde la idea de que todo iría mejor si el resto votase lo que uno quiere o solo votasen unos cuantos o qué demonios, que lo hagan algoritmos o Urribarri desde el más allá. Porque es obvio que la vida seguirá cuando las votaciones sean aplicaciones y actualizaciones y así mueren las democracias y el rojo de los semáforos cambia de modo arbitrario y camiones líquidos de dos toneladas aplastan derechos y seguridades.

Y así, mientras los Simpson son nuestras Casandras, uno anhela guerras en Ucrania, errores 404 y un cambio climático que decida por nosotros y nos evite tener que seguir votando a cuñados idiotas y cantantes melódicas.





Source link