• Lun. Oct 3rd, 2022
Etiquetas principales

Oroley y agua del grifo, por Gemma Ribas Maspoch

Feb 8, 2022 , , , , , , ,



–Estoy limpiando el disco duro de fotos y he encontrado una de mi cocina que me ha hecho pensar. Sobre la encimera había una Nespresso y en el suelo dos garrafas de agua mineral. Es curioso. Solo han pasado cinco años y ahora me parece impensable llenar los contenedores con garrafas de agua y media caja de cápsulas de café vacías al día. Y he pensado… ¿Crees que esto quiere decir que vamos por el buen camino? ¿Nos estamos volviendo más ecológicos? ¿Será verdad que como humanidad estamos progresando?

–Te veo muy trascendental. Lo que seguro quiere decir es que, aparte de reducir la cantidad de materiales poco reciclables que generas, te estás ahorrando un montón de dinero. ¿Crees que lo hiciste por conciencia ecológica o para ahorrar?

–Hombre, seguro que dos euros por garrafa y 40 céntimos por cada café hecho en casa se nota. Y también debe de influir saber que en el Raval reciclar es tontería. Porque cuando vas a un contenedor es inevitable encontrar de todo mezclado. Sin separar.

–¡Pues mira, todo son beneficios!

“Estamos mirando vehículos eléctricos, y eso sí que es una ruina: ¡valen el triple!”

–Todo beneficios no, porque por esta misma regla de tres la zona de bajas emisiones ha logrado que a nuestro querido coche solo le queden tres telediarios y ahora estamos mirando vehículos eléctricos. Y eso sí que es una ruina. ¡Valen el triple y más que los coches de antes!

–Haz números. Las cápsulas, el agua, la gasolina que te ahorrarás…

–No cuadran. Ya los he hecho.

–Sí que es cierto que sin darnos cuenta cambiamos costumbres, ¿verdad? Yo también he vuelto a incorporar la Oroley a mi vida y cada vez soy más reticente a las botellas de plástico. Y he hecho el cambio sin darme cuenta. Por no hablar de que en casa ya no queda ninguna bombilla que no sea led, que hace años que tiré la impresora, ya no salgo a comprar sin bolsas reciclables, cada mes hago al menos un viaje al punto limpio para llevar lo que no se puede tirar a los contenedores, solo utilizo el coche cuando tengo que salir de Barcelona, intento consumir verdura ecológica, como mucha menos carne que antes, he dejado de comprar ropa barata de esa que al cabo de tres lavados ya está para tirar.

–¿Todo eso haces?

–Al menos lo tengo en la lista.

–¿Y crees que también nos acostumbraremos a andar entre patinetes?

–Complicado.





Source link