• Lun. Oct 3rd, 2022
Etiquetas principales

Peloton sustituye a su director ejecutivo y echa a 2.800 trabajadores


Qué mejor tributo para el nombre de una empresa –Peloton– que hacer lo propio y enviar a un pelotón de 2.800 trabajadores a la cola del paro.

Esta empresa de accesorios deportivos, a la que le crecen los muertos por infarto tras darse caña en bicicletas estáticas, en series de comedia como Sex and the City y Billions, se ha convertido en un drama social y un thriller a cuenta de los malos resultados.

Además del despido masivo, que supone un recorte del 20% de la plantilla, la lista de damnificados incluye a John Foley, el cofundador que ha liderado la compañía durante los diez años de su existencia. En este caso se puede afirmar eso de que “se da una patada hacia arriba”.

Cifras

El recorte de plantilla persigue un ahorro de 800 millones anuales

Foley deja de ser el director ejecutivo y será el presidente ejecutivo de la firma. Barry McCarthy, exjefe financiero de Spotify Technology y de Netflix, se incorpora a Peloton para asumir el cargo de consejero delegado y de presidente.

Pero la enmienda por la caída de la demanda y las pérdidas cada vez mayores no han calmado el desasosiego, ni a los que consideran a Foley un auténtico lastre. En el sector más crítico se halla la inversora activista Blackwells Capital, que públicamente solicita de nuevo que le den el finiquito al hasta ahora director ejecutivo y que Peloton sea vendida a un gigante tecnológico.

“Que John Foley se nombre a sí mismo presidente ejecutivo y se contrate a un nuevo consejero delegado no resuelve las preocupaciones de los inversores”, señaló Jason Aintabi, director de inversiones de Blackwells, en un comunicado. “Foley ha demostrado que no es una persona apta para liderar Peloton, sea como consejero delegado o presidente ejecutivo, y no debería elegir a mano a directores como parece que ha hecho”, añadió.


Lee también

Francesc Bracero

La Peloton Bike Plus es una de las más avanzadas en el ciclo indoor y con un precio razonable

La petición del despido de Foley ya la formuló esta sociedad inversora hace un par de semanas. Entonces propuso que se buscaran compradores, entre ellos Amazon.

El nombramiento de McCarthy se interpretó como un intento de Peloton por seguir su andadura en solitario.

La empresa vivió una bonanza durante la pandemia, con grandes ventas de bicicletas y cintas para caminar en los hogares, si bien su suerte ha ido a la deriva una vez se han relajado las medidas de confinamiento y reabierto los gimnasios. El recorte de plantilla persigue un ahorro de 800 millones anuales y reducirán el gasto de capital planificado en el 2022 en aproximadamente 150 millones de dólares.





Source link