• Lun. Sep 26th, 2022
Etiquetas principales

PSOE y Podemos abren otra brecha en el Gobierno con la reforma fiscal


Una vez aprobada de milagro en el Congreso la reforma laboral, y tras superar juntos mil batallas en estos dos años de legislatura, Pedro Sánchez dio por reforzada la coalición del Gobierno entre el PSOE y Unidas Podemos. Tanto como para aguantar otros dos años más, superando sus continuas discrepancias, hasta las próximas elecciones generales que sitúa a principios del año 2024. “La coalición está fuerte y bien de salud, estas dos semanas de intenso trabajo conjunto para sacar adelante la reforma laboral han servido para cohesionar al Gobierno”, resaltaron en la Moncloa.


Lee también

Jaume Masdeu

El Gobierno sube el salario mínimo a 1.000 euros pese al rechazo de la patronal

Pero apenas repuestos del amago de infarto provocado por la votación de la reforma laboral, las ministras Ione Belarra e Irene Montero, de Podemos, protagonizaron este lunes un acto para reivindicar una reforma fiscal “ambiciosa”, en la que reclamaron el respaldo de la mayoría de la investidura, en presencia de parlamentarios de Esquerra y EH Bildu. El mensaje, y la renovada presión, fueron nítidos para el sector socialista del Gobierno.

Belarra planta cara a Montero y, antes del informe de los técnicos, reclama revisar la fiscalidad con ambición

La portavoz del Ejecutivo, la socialista Isabel Rodríguez, trató al día siguiente de capear el nuevo temporal: “Los partidos pueden reunirse donde quieran y con quien quieran, esto es la democracia”, alegó. Pero la ministra de Hacienda, la también socialista María Jesús Montero, ya transmitió ayer, alto y claro, su disgusto con la toma de posiciones de Podemos ante lo que puede ser la madre de todas las batallas en la coalición. “La irrupción de Podemos en este debate la calificaría de inoportuna”, advirtió la ministra en TVE.

Lo “lógico y razonable”, señaló, habría sido esperar a tener encima de la mesa el informe encargado por el Gobierno a una comisión de expertos, lo que está previsto para finales de este mes de febrero. “Hubiera preferido que se hubiera esperado a que el comité de expertos presentara su documento, se hubiera debatido, y a partir de ahí tener una posición única”, subrayó. “No es conveniente discutir en paralelo otras iniciativas que no partan del encargo que el propio Gobierno hizo a la comisión de expertos”, insistió. La ministra de Hacienda aseguró además que esa era “la metodología” acordada por la coalición.


Lee también

Jaume Masdeu

Antonio Garamendi, presidente de la CEOE

La réplica de Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales y secretaria general de Podemos, fue inmediata. “A mí lo que me parece enormemente inoportuno es que, en plena recuperación económica, todavía los trabajadores y las pymes paguen el doble de impuestos que lo que pagan las grandes empresas. Eso es una enorme injusticia y sí que es absolutamente inoportuno”, reaccionó Belarra desde León, en plena campaña electoral. Y reclamó el derecho de su formación a participar en este debate en la coalición, para proponer una reforma fiscal “que sea verdaderamente ambiciosa”.

En este nuevo pulso en la coalición, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, quiso llamar a la paz. Así, defendió que la formación morada tenga posiciones propias, y diferenciadas del PSOE, ante la revisión fiscal. Pero también recordó que este proyecto lo lidera la ministra de Hacienda. Y en la Moncloa aseguran que al final habrá “una posición común” del Gobierno, pero asumen que ahora se abre otro frente en la coalición.





Source link