• Mié. Sep 28th, 2022
Etiquetas principales

Riqui Puig, el canterano menguante

Ene 1, 1970 , , ,


No hay ninguna etiqueta más difícil de sacarse de encima en el fútbol que la de eterna promesa. Una vez a un jugador se le pone ese asterisco, se convierte automáticamente en sospechoso para el resto de su carrera. Lo está comprobando en sus carnes Riqui Puig, que personifica el caso del canterano menguante en el Barcelona. Lejos de afianzarse y de consolidarse, al ligero y liviano centrocampista de Matadepera cada vez es más raro verle y cuenta menos. Tampoco con Xavi Hernández el interior ha conseguido ser trascendental en el Barcelona. Es el cuarto entrenador diferente que tiene en el primer equipo y todos han apostado muy poco por él, lo que invita a pensar que el foco no hay que ponerlo únicamente en el inquilino del banquillo.

Algo falla con Puig, considerado en su día como la esencia del juego de la Masia. El jugador debutó con Valverde en diciembre de 2018, nada más llegar Setién le quiso convertir en su bandera, con Koeman saltaron chispas pronto ya que le acusó de filtrar interioridades del vestuario a la prensa y con Xavi no acaba de dar el salto.

Poca participación

El interior es el 23.º futbolista en minutos de la plantilla y pronto le superará Ferran Torres

En cuatro años, apenas suma 14 titularidades con el primer equipo, donde nunca se ha atornillado, ni siquiera como fondo de armario válido para la rotación.

De hecho, para ser titular por primera vez esta temporada tuvo que esperar a que Busquets y Gavi estuviesen sancionados, coincidiendo con la lesión de Pedri y con Sergi Roberto recién operado. Sucedió en Mallorca, donde por fin se hizo un hueco en el once. La actuación del 6 en Son Moix, como ocurre también con su persona, no admitió matices. Bien para los defensores, insuficiente para los detractores a pesar de participar en la jugada del 0-1, único gol en Son Moix.

De cara al futuro

El mensaje no puede ser más desalentador para un jugador que en agosto cumple 23 años

Al partido siguiente, Riqui Puig y Jordi Alba estuvieron contemplativos en Linares en la primera parte. Entre los dos miraron y dejaron centrar a Fran Carnicer, que con mucho espacio y tiempo puso la pelota en la cabeza de Hugo Díaz para el 1-0. En el descanso, Xavi tomó cartas en el asunto y sustituyó al interior.

Cuatro partidos más tarde, no ha vuelto a haber noticias de Puig.

¿Castigo?

Riqui Puig dejó centrar a Fran Carnicer en el gol del Linares y ahora cuatro partidos sin noticias suyas

Ni siquiera entró en el campo en la semifinal de la Supercopa o en la Copa en San Mamés, dos partidos que se decidieron en la prórroga, motivo por el cual se podían realizar hasta seis sustituciones. El medio lo vio todo desde la barrera, sin poder aportar. En Vitoria volvía a faltar Gavi, de nuevo sancionado, pero Puig tampoco fue requerido.

Es curioso pero su carrera no despega con Xavi cuando, en su día con Koeman enseñándole la puerta de salida, Riqui Puig se planteó una cesión al Al Sadd para coincidir con el técnico de Terrassa. Del 10% (665) de los minutos posibles que jugaba con el neerlandés ha pasado a estar en el césped el 19% (233 minutos) con Xavi, un concurso que no alcanza el 25% que tuvo en la etapa de Setién (579 minutos).

Falta de confianza

El jugador arriesga menos: solo tres regates con éxito y da más pases atrás (54) que hacia delante (42)

Poco a poco, de nuevo ha caído en el olvido pese a que el presidente Joan Laporta le dijo a Koeman al principio del verano que era un futbolista estratégico para el club y que debía encontrar la fórmula para hacerlo entrar en el equipo. Pero no hay manera. Ningún técnico le da la manija. Y eso que en la Liga tiene más precisión que nunca en el pase (93%) y ha mejorado en la recuperaciones (33), minimizando las pérdidas (26). Sin embargo, esa falta de confianza, el jugador la nota porque está arriesgando menos: solo tres regates con éxito y da más pases atrás (54) que hacia delante (42).

Con 356 minutos jugados esta temporada, es el vigésimo tercer futbolista de la plantilla en minutos, por detrás de Gavi, Nico y hasta Abde y Jutglà. Ya le ha superado Dani Alves, que llegó en el mercado de invierno, y pronto le sobrepasarán también Ferran Torres, que lleva tres titularidades, el nuevo fichaje Adama Traoré y quizás también Braithwaite, ahora que está recuperado de la lesión de rodilla.

El mensaje no puede ser más desalentador y meridiano para un jugador que en agosto cumple 23 años.


Participa en el Debate

Participación

El Debate de los Lectores sobre el Baby Barça.





Source link